Ya se van contando los días que quedan para el Domingo de Resurrección. Es una cuenta atrás porque, por desgracia para los cofrades, la Semana Santa tiene un final, aunque la vida sigue activa en la hermandad durante todo el año.

Sin duda, si algo caracteriza al Miércoles Santo es que es un día de grandes misterios, y de barrio. El Pópulo, Santa María y el Centro. Las Aguas, Sentencia y Cigarreras y Caminito.

Ni los mejores sueños de los cofrades hubiesen imaginado un inicio de la Semana Santa así. Sol, calor, con una ligera brisa pero sin fuerte viento… sin duda, la Semana de Pasión soñada. Una Semana de Pasión sin tener que mirar al cielo ni consultar constantemente los partes meteorológicos.

Tres días de cofradías por las calles de Cádiz. Y tres días que nos acercan a la Gloria. Tres días de preciosos misterios, imponentes imágenes y de exornos florales en palios enamoran.

Tres días en los que las cinco cofradías de este Martes Santo han sumado.

Acogedora tarde primaveral del último día de marzo,  y que nuevamente convocó a un gran número de gaditanos en el cruce de las calles Ancha, José del Toro y Novena.

La iglesia de San Pablo era el foco de atención de los gaditanos que ansiaban ver cómo se abrían las puertas del pequeño templo para ver de nuevo en la calle la magistral imagen de Montes de Oca.

Su presencia en la Madrugada hasta el año 2009 ponía una nota especial. Pero su incorporación al Martes Santo provocó un gran revulsivo en esta corporación convirtiéndola en uno de los referentes de la Semana Santa gaditana.

Sanidad puso de nuevo el carácter sobrio en esta jornada conformada por cinco cofradías. Desde Santa Cruz, la música de capilla para el Señor del Mayor Dolor y las marchas fúnebres para María Santísima de las Salud envolvieron a la ciudad.

A los pies del altar mayor de la iglesia de Santiago esperaban el Santísimo Cristo de la Piedad y María Santísima de las Lágrimas su momento. Había llegado otro Martes Santo.

Había llegado el momento de acompañar al Jesús muerto en la Santa Cruz y secar las Lágrimas de María.

Había llegado el día de revestirse de morado y negro, llevar el cirio al cuadril y salir por calle para hacer potestación pública de fe.

Era de nuevo Martes Santo en Santiago.

Trescientos cincuenta y cinco años de historia serán los que la archicofradía de Columna cumplirá el próximo 16 de abril. La corporación, una de las más antiguas de la ciudad, ha salido en estación de penitencia a las cinco y media de la tarde, en este año tan importante para la archicofradía, en el que, además, la imagen del Señor ha presidido el vía crucis oficial de Cuaresma.

 

Puntual, se abrieron las puertas de la iglesia de San Antonio, donde una multitud esperaba en la plaza del mismo nombre la salida del denominado ‘Aguaor’.

 

Un día más, la iglesia de San Francisco ha sido el centro de las miradas de los cofrades y curiosos. La cofradía de Jesús Caído ha sido la primera corporación en este Martes Santos de abrir los cortejos procesionales.

Tras la celebración de la misa presidida por el padre Ignacio Sánchez Galán y el sacerdote Rafael Iglesias, ambos marianistas, en el interior del templo franciscano, el fiscal fue organizando a los hermanos en los distintos bancos formando los diferentes tramos que iban a acompañar a Nuestro Padre Jesús Caído y a Nuestra Señora de los Desamparados.

La jornada del Martes Santo de 2015 seguro que queda grabada en la memoria de los cofrades por ser una día en donde se recupera la historia de Cádiz.

El Lunes Santo es un día de barrios; de bulla, pero también de negro; de devociones; de penitencia.

Y siempre es un Lunes Santo diferente. No hay dos iguales. Y este Lunes Santo no ha sido menos.

La Palma, Nazareno del Amor, Prendimiento y Vera-Cruz nos han regalado una maravillosa jornada cofrade donde el sol y la ausencia de viento han sido también los protagonistas.

El sol y el olor azahar se aliaron en una magnifica tarde de Lunes Santo para que numerosos gaditanos tuvieran la oportunidad de disfrutar de una de las estampas más clásicas de la Semana Mayor gaditana en la Plaza de San Francisco. Un entorno urbano siempre deseoso de acoger a una de sus hijas más ilustres y queridas, como es la hermandad franciscana.

La hermandad de Vera-Cruz vive unos días de gozo. La corporación está inmersa en la celebración del 450 aniversario de su fundación, convirtiéndola en la más antigua de las hermandad que actualmente realizan su estación de penitencia en la Semana Santa de Cádiz.

 

Hace tan sólo 3 días, el Ayuntamiento de Cádiz le hacía entrega de la Medalla de Oro de la ciudad que esta mañana de Lunes Santo la propia alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, ha impuesto en el guión corporativo de la cofradía de penitencia.

Páginas