La primavera resplandeció con fuerza para hacer más brillante la jornada de Lunes Santo ya que las cuatro hermandades realizaron espléndidamente su Estación de penitencia por las calles de Cádiz, y que una vez más estuvieron abarrotadas de gentes deseosas de vivir este dia tan especial. Atrás quedaba las incertidumbres de un fin de semana inestable para un invierno que se resitía a partir.

Sin duda la llegada de Domingo Ramos suele ser especial cada año, después de 40 días de Cuaresma y largos preparativos el tiempo parecía que no se quería sumar al acontecimiento, y muy de mañana los persistentes aguaceros hacían temer lo peor, y así las cinco hermandades de esta jornada se reunieron en San José optaron por un cambio de horario y mitigar los riesgos de la climatología, y borrascas, ya que los partes apuntaban a una mejoría a lo largo de las siguientes horas.

Llegó el ansiado 25 de marzo para los cofrades. La fecha en la que comienza una nueva Semana Santa. La de 2018, en donde la inestabilidad meteorológica quiere ser la protagonista.

Y es que durante más de 20 días no han cesado las lluvias en la ciudad y se teme que suceda lo mismo durante la semana.

Sin embargo, los vientos pueden jugar a favor en esta ciudad y permitir que se celebre una nueva Semana Mayor completa, o casi completa, ya que Servitas no pudo hacer estación de penitencia el pasado Viernes de Dolores.

Todos los hermanos de Servitas asistieron a la eucaristía de este Viernes de Dolores en un acto lleno de fervor y recogimiento tras la suspensión oficial de la salida procesional tomada a las dos de la tarde por el Consejo con el asistente espiritual Padre Jesús García Cornejo y Fray Franco María Azzalli.

La ceremonia religiosa concluyó con el emotivo canto de la Salve delante de María Santísima de los Dolores Coronada, y el posterior acceso de los fieles al templo que se quedaron sin ver la imagen por las calles de Cádiz.

Finalmente las previsiones más pesimistas meteorológicas se cumplieron y Servitas optó por no realizar su estación de penitencia por la alta probabilidad de chubascos y vientos que se anunciaba para este Viernes de Dolores.

Pese a todo, a las 18 horas se mantendrá la misa para los hermanos en la iglesia de San Lorenzo.

Al fin llegó el 23 de marzo. La fecha más ansiada por los cofrades desde hace menos de un año. El día que aunque, de Vísperas, comienza una nueva Semana Santa que abrirá, oficialmente, la hermandad de La Paz este domigo, Domingo de Ramos.

Pero desde 2015, Servitas se adelante y toma éste Viernes de Dolores para celebrar la fiesta de Santa María al pie de la Cruz, el antiguo Viernes de Dolores. Nuestra Señora de los Dolores Coronada espera en el iglesia de San Lorenzo para salir a la calle a las 19 horas.

Páginas