EDUARDO TORROJA. PROPUESTAS PARALA BAHÍA DE CÁDIZ 1927-1928

Fecha evento: 
13/01/2017 al 3/02/2017

El Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz inaugurará su programación anual de actividades con la exposición ‘Eduardo Torroja. Propuestas para la bahía de Cádiz, 1927-1928’. Una ambiciosa iniciativa que mostrará al público los proyectos que Eduardo Torroja, siendo aún un joven y prometedor ingeniero, desarrolló en el ámbito de la bahía de Cádiz entre los años 1928 y 1929, y que ha sido posible gracias al trabajo investigador del arquitecto y profesor Ricardo Sánchez Lampreave y a la inestimable colaboración del Ministerio de Fomento del Gobierno de España, la Zona Franca de Cádiz, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz y la Fundación Eduardo Torroja.

La exposición pone su foco de atención en los dos proyectos que el ingeniero madrileño presentó en apenas medio año con la ambición de transformar la bahía. El primero, como es conocido, contemplaba por primera vez la construcción de un puente que desde Matagorda a Puntales acortara la llegada a Cádiz evitando rodear el saco de la bahía por San Fernando. El segundo proponía un Gran Puerto que se extendiera por la bahía desde el flanco meridional del castillo de San Lorenzo del Puntal para sustituir el Depósito Franco del muelle nº 3 del puerto, en el inicio del dique de San Felipe.

Noventa años después, la revisión de ambos proyectos, permite constatar que ambos ejercicios resultan fundamentales para entender los planteamientos urbanos y territoriales y la evolución de la bahía de Cádiz, de cuya importancia estratégica fue consciente desde el primer momento el genial ingeniero, y en cuyo trabajo se puede detectar el germen de lo que posteriormente llegaría a ser el primer puente sobre la Bahía y la Zona Franca de Cádiz. Especial significado e interés supone la presentación del primer proyecto de la incipiente Zona Franca, descubierto en el Archivo de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz y que del que no se tenía constancia en el Archivo Torroja.

Eduardo Torroja (Madrid, 18991961), tuvo su maestro y mentor en el también ingeniero José Eugenio Ribera, para el que trabajó en la Compañía de Construcciones Hidráulicas hasta 1927, y de cuya mano llega a nuestra provincia, realizando obras como el Puente de Sancti Petri, en San Fernando, y el Acueducto del Tempul, en Jerez de la Frontera.

Fue considerado en su momento como el máximo especialista mundial en hormigón armado, elogiado y admirado tanto por ingenieros como por arquitectos, quienes les rindieron siempre un sincero reconocimiento personal y profesional. Sorprende, y a la vez resulta significativo, en un momento histórico en el que coinciden ingenieros de la talla de Freyssinet, Finsterwalder, Nervi ó Maillart, que el arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright, uno de los grandes maestros de la arquitectura universal, no muy propenso a elogios, manifestase: `Nosotros, los americanos, que estamos interesados en la relación entre ingeniería y arquitectura, hemos identificado el carácter orgánico en el trabajo de algunos de nuestros contemporáneos del otro lado del océano. Hemos encontrado ejemplos a considerar en Francia, Italia y, ahora, en España, en la admirable obra de Eduardo Torroja’.
Posteriormente llegaría a decir que era ‘el más grande ingeniero vivo´.

Los arquitectos le debemos, entre otras muchas cosas, además de las sutiles marquesinas del Hipódromo de la Zarzuela, el inestimable libro ‘Razón y ser de los tipos estructurales’, del que aprendimos y seguimos aprendiendo, y en el que condensó todo su saber en materia de estructuras y en la relación entre la forma y el uso de los materiales.

Desarrolló el grueso de su obra entre los años 1926 y 1936, dedicándose posteriormente sobre todo a la docencia y la investigación, siendo, junto a otros ingenieros y arquitectos, uno de los fundadores del Instituto de la Construcción y la Edificación. Su valía y generosidad también se manifiesta en sus discípulos, algunos de la talla de Félix Candela.

Eduardo Torroja fue Premio Nacional de Arquitectura en el año 1932 por la Central Térmica de la Ciudad Universitaria de Madrid junto al arquitecto Manuel Sánchez Arcas, con el cual realizaría también la cubierta del Mercado Central de Abastos de Algeciras.

En Cádiz inaugurará la exposición la directora de la Fundación Eduardo Torroja, Pepa Cassinello, arquitecta y profesora, que con tal motivo dictará la conferencia El audaz ingenio de Eduardo Torroja el viernes 13 de enero a las 20:30h en el Salón de Actos del Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz (Plaza de Mina 16).

La muestra permanecerá abierta al público en Cádiz hasta el día 24 de febrero, trasladándose posteriormente a la Sala de Exposiciones de las Arquerías del Ministerio de Fomento en Madrid donde tiene prevista su inauguración el próximo 6 de abril de 2017.

Fernando José Mejías Delgado
Decano

Lugar: Sala de Exposiciones del Colegio de Arquitectos de Cádiz Plaza de Mina, 16
Precio:
Horario: de lunes a viernes de 10.00h a 14.00h

direccion: 
Sala de Exposiciones del Colegio de Arquitectos de Cádiz Plaza de Mina, 16
hora: 
de lunes a viernes de 10.00h a 14.00h

publicidad