Cádiz es también gitana

Agrupación: 
Año: 
Fecha: 
27/01/2018

Turno en la fase de clasificatoria del concurso de agrupaciones del Falla para la comparsa de Cádiz, Los zincalé. El pasado año concursaron bajo el nombre de Los camballá. Se presentan sobre las tablas del teatro como unos gitanos errantes que caminando llegaron hasta La Tacita. Unos gitanos que en su caravana trajeron el flamenco. Se quedan para toda la vida en el barrio de Santa María.

El primero de los pasodobles dedicado a su madre que un año más espera nerviosa para ver esta comparsa por televisión. Una vez que se cierran las cortinas, ya se puede dormir tranquila. El segundo a la polémica de celebrar una final del Falla en Sevilla. Por mucho que quieran robarnos la esencia de este concurso, no podrán hacerlo porque templo de los ladrillos coloraos, no hay más que uno.

El primer cuplé a un amigo comparsista que le ha dado por el bricolaje. El segundo a la gente que se ha vuelto loca con la decoración de Navidad. Estribillo sobre cuando llegaron a esta tierra y vieron como era Cádiz. Desde que ellos entraron con su caravana, es también gitana.

Terminan su actuación con el popurrí. Gitanos con las heridas abiertas que le pintaron de bronce la piel. Las coplas hasta que no las canta el pueblo, coplas no son. Después de tanta lucha, no hemos aprendido nada. No quieren un mundo de puertas cerradas. Le leen la mano a la más viejita de occidente. “Ojalá que a La Tacita pronto le cambie la suerte”.

publicidad