Chirigota La revolución de las mariposas (las fridakhalo)

Año: 
Fecha: 
11/02/2017

Chirigota de Cádiz, con la dirección de Juanlu Cascana, que llega a la fase de clasificatoria del concurso de agrupaciones con el nombre de La revolución de las mariposas (las fridakhalo). El pasado concursaron bajo el nombre de Los niños de la Susana.

Comienza la presentación con una proyección con Juanlu Cascana como Frida Khalo junto a Diego Rivera, su amado, dando una vuelta por Cádiz. Tras encenderse la luz del escenario, unas particulares Frida con alas junto que vienen a buscar novio en Cádiz.

Referencias al Méjico natal de la artista, al muro de Trump, del veto a los inmigrantes de Estados Unidos... simpática la presentación de estos chirigoteros.

Los pasodobles de presentación, y también de crítica. Ellos no tienen miedo a criticar y le da igual el jurado y los premios. Ellos dicen que tiene que empezar el verdadero Carnaval, no el Concurso de la crítica, de las “puñaladas”, de las redes sociales. Porque para ellos eso no es Carnaval.

El segundo, también muy crítico. Hablan de que hay que reivindicar el Carnaval de verdad, en el que las agrupaciones se vestían lo que tenían por casa, no había grandes forillos, y todo era más auténtico.

Los cuplés, el primero sobre las mujeres, que ellos dicen que las prefieren carácter, como Merkel o Susana Díaz, que también tienen pelos por todos lados. Y que vuele la imaginación.

El segundo sobre las pedidas de mano y los que pagan para que les canten un pasadoble. Dicen que llamaron a la chirigota de los Molinas, y dicen que su autor no pidió dinero, sino la mano directamente (es joven chirigotero le falta el brazo).

El estribillo, gracioso, con referencia política a Pedro Sánchez.

Terminan su actuación con la interpretación del popurrí, en donde las Fridas Khalo siguen haciendo referencia a la cantidad de pelos que tienen por todo el cuerpo. Cuarteta dedicada al alcalde y a su pareja, Teresa Rodríguez, y también a la ex alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, a quién disfrazan en un cuadro de la propia pintora, y otras más con referencia a política y a políticos.

Fuerte ovación para esta chirigota “sin vergüenza” y “canalla”, que hizo pasa un buen rato al público, que sin embargo notó que la agrupación fue de más a menos. 

publicidad