Defendiendo el tres por cuatro

Año: 
Fecha: 
9/02/2017

Chirigota de Cádiz que llega a la fase de clasificatorias del concurso de agrupaciones del Falla con el nombre de Al borde del precipicio…”los rancios”. Se presentan encima de la azotea del teatro Falla como representando al tres por cuatro que, según ellos, se encuentra al borde del precipicio. Presentación donde hablan que ellos mantendrán esos compases añejos que no se pueden perder, “ese soniquete del Cádiz de ayer”.

El primer pasodoble donde defienden sus compases chirigoteros del tres por cuatros y aunque sean chavales dicen que nadie los molestes porque vienen protegidos por un “perro viejo”, en referencia al Noly, autor de su música.

El segundo a la coincidencia de que esta noche cante en la misma sesión dos Manolos, en referencia al Noly y a Santander, y al orgullo de que se encuentren el teatro tantos aficionados al tres por cuatro. Ambas letras gustan al público.

El primer cuplé a lo carnavalero que son mientras que su novia sólo quiere sexo, por eso se hicieron un trasplante de pene por un pito de carnaval.

El segundo a los tipos de este año donde rematan con el de la comparsa del pregonero. Le dicen que no se preocupe que en San Antonio a todo el mundo los verá de pie.

Estribillo a lo rancia que es su chirigota, por eso no se cansan de dar las gracias. Se quitan el sombrero y las calvas cada uno lleva una letra, precisamente de la palabra “gracias”.

Terminan con el popurrí. Le dicen al Noly que de todos ellos es el único que no ha dado el estirón. Hablan de la moda de los futbolistas de taparse la boca para que no se pueda leer en los labios. Parodian a la comparsa Ley de  ida de Martín, pero en versión de chirigota. Gran lío que se forma cuando ese mismo día, en verano, cantan con su chirigota y sale cargando un paso. Final de popurrí al ritmo del tres por cuatro, dedicado a los barrios de La Viña y Santa María, un lujo donde su copla acaba.

Agrupación que es despedida con fuertes aplauso del público.

publicidad