Desde lo más profundo a lo más alto

Agrupación: 
Año: 
Fecha: 
17/02/2017

Turno en la fase de cuartos de final del concurso de agrupaciones del Falla para la comparsa, Tres mil años. El pasado año concursaron con Un país llamado Cádiz. Agrupación original de Antonio Rivas y Pepe Martínez. Voces que salen de las murallas de la ciudad trimilenaria para defender su nuevo repertorio. “Soy con tus luces y sombras, tus tres mil años, el tesoro de los gaditanos”.

El suelo que pisan los gaditanos desde su origen. Una presentación que arranca los primeros aplausos.

El primero de los pasodobles sobre los indigentes que mueren abandonados en la calle. Recuerdo para esos voluntarios de calor en la noche que son ángeles de la guarda, mientras que los que mandan, sin cargo de conciencia, en sus casas están durmiendo.

El segundo a los malos tratos a una mujer, donde cuenta una nueva relación que emprende y brindan porque ella entierre ya su pasado y vuelva a sentir el amor.

Ronda de cuplés que comienzan con el maremoto que hubo en Cádiz, que removió todos los huesos arqueológicos y aparecieron algunos en posturas muy raras, de ahí la fama de mariquitas. El segundo a los lenguajes de signos que aprendemos los gaditanos desde chico y que no se estudian en ninguna parte.

Estribillo a todo lo que tiene Cádiz, hasta dos ruinas, una la que tiene abajo y otra la que tiene encima.

Terminan su actuación de cuartos con la interpretación del popurrí. Repaso a cada una de las civilizaciones que habitaron la ciudad durante sus tres mil años. Cádiz romana, musulmana y cristiana. Cádiz, la perla más preciada a la que le desean tres mil años más de vida.

Agrupación que es despedida con fuertes aplausos.

publicidad