La pizzería italo-gaditana tiene buena carta

Agrupación: 
Año: 
Fecha: 
6/02/2015

El coro de Cádiz ‘La trattoría’ se presenta como mafiosos que llegan a Cádiz y se convierten en “italo-gaditanos”. Crean una carta muy especial con platos que unen lo de allí con lo que aquí, como pizza con mucho compás o canelones con caballas asadas. “La cocina de esta mafia nunca puede hacerte mal”.

 

Los tangos, el primero al Carnaval de Cádiz. Hablan de nuevo de los que sólo salen por dinero, y otros que les da igual donde cantan, y eso le pasa a los coristas. A esta modalidad prefiere cantar tangos en los carruseles “con la familia que le dio el coro”.

El segundo a las dos personas que han detenido por abusar de niños que tenían en una agrupación infantil que ellos llevaban al Concurso. Ellos dicen que de estas personas hay que saber los nombres y los apellidos, porque están ensuciando el nombre de la Fiesta. Además, denuncian la pederastia y defienden a los que se encargan de promover la cantera y son buenos maestros. Rematan insistiendo en que den los nombres porque son las “ratas” de la esta Fiesta y van derechos “al basurero”.

 

Los cuplés, el primero a la ley de transparencia. Hablan de Monago y de los sindicatos, y ahora entiende por qué se llaman “comisiones”. Dicen que en el caso de los ERES, Chaves no se oculta por la cabeza. Pero hay otro caso… pero no pueden acabar el cuplés porque a parte del coro le ha dado un “Pastora Soler”, miedo escénico.

El segundo a Fernando Alonso, que se ha ido a Ferrari. Le critican a él, no al coche, que es italiano. Pero dicen que hay un coche más lento que el de Ferrari. Es el de la alcaldesa de Cádiz, que tardó “tres meses en llegar a Loreto desde el Ayuntamiento”, en relación a la crisis del agua del pasado mes de octubre.

 

El popurrí, utilizando músicas propias de aquel país como la tarantella, o piezas de ópera, algunas sin engarzar cuartetas, los mafiosos hacen el típico recorrido que hace esto coro en los popurrí por la política, la Semana Santa, Carnavak y piropo a la ciudad… 

publicidad