Matando por Cádiz

Agrupación: 
Año: 
Fecha: 
25/01/2015

El coro de Cádiz ‘La trattoría’ se presentan como mafiosos de la “Cosa Nostra” italiana. Suena la banda sonora de “El Padrino” interpretada por una trompeta en el silencio del Teatro, hasta que se introduce la orquesta del coro. Estos mafiosos llegan a Cádiz y se enamorar de esta ciudad con la música de ‘La traviatta’, como ya sonó en el coro de los mismo autores ‘Vamos a la ópera’ en 1991. Esta mafia abren una trattoría en Cádiz mezclando las dos comidas, “la cocina de esta mafia nunca te puede hacer mal”. La disposición del coro en el escenario recuerda a la que utilizó ‘De tapaíllo’ de Paco Martínez Mora en 2002.

 

 

 

Los tangos, el primero de presentación. Hablan de cómo la música de Cádiz se ha “mezclado” con la italiana y ha conseguido que estos mafiosos están dispuestos a morir por Cádiz. Esta ciudad es su familia, “y por ella muero”. Dicen, incluso, que “ya soy más gaditano que el Nazareno”.

El segundo hablan por boca de un anciano que ha perdido todos sus ahorros cuando invirtió en un banco donde sus directivos han malgastado todos sus ahorros con las tarjetas “Black”. Este anciano se dirige a “padrino” de estos mafiosos para contarles su problema. Y ellos le dicen que esto, en Sicilia o en Nápoles se soluciona con estos “sin vergüenzas” en una cuneta tirados con las tarjetas en la boca.

 

 

 

Los cuplés, el primero a Isabel Pantoja Jr. Hablan de su boca y de los dientes que tiene, que ha dicho que “va a sacar a su madre de la cárcel a bocaos”. Su ex novio la ha dejado porque dice que tiene miedo cuando está con ella en la cama, porque se cree que está con Luis Suárez.

El segundo sobre los programas de Telecinco, que dicen que “son cultura”. Y hablan del programa ‘Adán y Eva’, donde salía un chico de color que tenía un “don” especial. Dicen que lo han contratado en el Ayuntamiento de Policía Local para que utilice “la porra”, y con una brocha en su “don” pinta todos los carriles para bicicletas.

 

 

El popurrí lo inician con un “guiño” cómico, donde “el padrino” mata a uno de los mafiosos porque son 46 componentes. Baile para iniciar el repertorio. Esta parte del repertorio recuerda de nuevo al coro ‘Vamos a la ópera’ que sólo utilizaba músicas italianas. Rivas y Pardo utiliza de nuevo esta parte del repertorio para hacer una crítica política, social y también a los falsos cofrades. Canto a Cádiz con ‘o Sole mío’. 

publicidad