Primera parte de la Gran Final del COAC 2020

Agrupación: 
Año: 
Fecha: 
21/02/2020

Tras los homenajes realizados por La eterna banda del Capitán Veneno y El Batallón Rebaná, en memoria de Juan Carlos Aragón y Manolo Santander, se levanta el telón del Gran Teatro Falla para dar comienzo la Gran Final del Concurso de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz 2020, con el coro con letra y música de Luis Rivero, Al sonar las doce. Un coro embrujado que despierta cuando la ciudad duerme. Dedican el primero de los tango a los diputados nuevos que tiene el Congreso en esta nueva legislatura. Reclaman que el sur de España solo vale para darle los votos, porque los nacionalismos siguen haciendo su política de chantaje. Mientras en Andalucía y Extremadura, entre otras regiones, sigue siendo cada vez más pobre. El segundo al equipo de futbol femenino del Cádiz C.F. Genuine. Resaltan los motivos por los que debemos sentirnos orgullosos. Un ejemplo para que todos los niños de la ciudad se sientan cadistas.

El primero de los cuplés al Brexit y a los ingleses que no están de acuerdo. Su madre vivía en un piso en la calle Londres y se ha mudado para no irse de Europa. El segundo al cuidado que hay que tener con cada uno de los tipos que representan en el coro.  

  

En segundo lugar llega la chirigota del Selu, Estrés por cuatro. Nuevamente se presentan con las pulsaciones revolucionadas por culpa de este veneno del carnaval gaditano, que a pesar de su estrés descontrolado, terminan cantando con el corazón. En el primero de los pasodobles hablan de la película del Jocker. Un tío vestido de payaso y con mucho estrés, eso no puede ser real. Dicen que unas pompitas, como usan ellos, les vendrían de categoría. Rematan diciendo que no ven a ese Jocker ni para una chirigota. En el segundo a la ansiedad tan grande que tienen, que hasta viven en un piso junto a Urgencias. Lo que faltaba era lo del virus ese de China. Será difícil financiar una cura para esa enfermedad, porque todo lo que lleve corona sale carísimo.

El primero de los cuplés a lo del pin parental. Su niño se lleva todo el día en el baño con la tarea. El segundo al reinado de Felipe VI. Cuando vio al soldado que se quedó colgado a la farola ni se inmutó, porque está acostumbrado a ver a su padre enganchado a una farola.

 

Turno para el primer cuarteto de la Gran Final de 2020, Cari resiste. Agrupación con letra Francisco José Fernández, Javi Aguilera y Ángel Piulestán y música de estos dos últimos. Última travesía para estos tripulantes del Caitanic. Salen a escena los dos subidos a una tabla en mitad del océano. Lanza una garrafa de agua con un mensaje de SOS, Socorro O sea Socorro y comprueba que han leído el mensaje porque tiene los dos palitos. Aparece el capitán en un bote buscando a los náufragos. Dice que está sin fuerzas, más o menos como Martínez Ares cuando le toque cantar hoy en la Final. Cameo para uno de los integrantes del primer premio del cuarteto infantil, Semos Salvajes. Rosalía piden que se dejen de tonterías y la salven ya, que tiene el choco fresco. Se dan cuenta que el agua ni tapa, porque están en la Caleta. Están salvados y a tiempo de poder irse para el Falla para ver la Final.

El primero de los cuplés a que los cuentos ya no son como antes por culpa del lenguaje inclusivo. El segundo a la cabalgata de los Reyes Magos de este año. Para el año que viene el Ayuntamiento traerá al Cigala que ese ya trae a su propio camello.

Continúan con el tema libre, donde dicen que se van a mojar porque están en la Final y van a contar la historia del Caitanic en un popurrí. Cuartetas cantadas donde usan la música de la presentación de La Chusma Selecta. Tienen un grupo de WhatsApp con todos los autores del carnaval. Solo había un bote y cuando se iban a subir ya estaba la chirigota de Los impacientes. Se despiden recordando que esta modalidad no se hunde, porque los cuartetos seguirán remando.  

 

En cuarto lugar, actúa la primera comparsa de la noche, Los Encaidenaos. Agrupación con letra y música de Kike Remolino. Espectacular puesta en escena de esta comparsa encadenados al carnaval y a Cádiz, con todas su fuerzas. Un corazón y un alma que ni quiere ni puede soltarse.

El primero de los pasodobles dedicado a las cadenas que tiene Cádiz que hace que esta ciudad no avance. Alzan la voz para que los dos puentes sean para ver como los gaditanos vuelven de nuevo a casa. El segundo a la enfermedad del cáncer que arranca la alegría de cualquier casa en la que se mete. En Cádiz ha arrancado la poesía y la alegría, y ahora dos grupos lloran su perdida por carnavales, en recuerdo de Juan Carlos y Manolo Santander.

El primer cuplé a su pareja que con este tipo lo encadena al cabecero y se va la Pay Pay a ver a Bienvenido. El segundo a Alejandro Sanz cuando hizo de Rey Melchor y su implicación con todas las cosas de la ciudad.

 

Segundo coro de la noche, La Colonial. Una agrupación con letra de David Fernández Fernández Romero y Antonio Rodríguez Pino y música de José Manuel Pedrosa y Raúl Rodríguez Martínez. Colonia de hormigas que han ido elaborando sus madrigueras en lo más profundo, a lo largo de este concurso del Falla.

El primero de los tangos a que en el carnaval cabe todo el mundo que venga para sumar. La casa del carnaval es como una casa de vecino, pero tiene un dueño. Que nadie se enfade si se guardan entradas de la Final para los gaditanos, porque este teatro es nuestra casa y no lo puede comprar nadie ni con derechos ni con dinero. El segundo a la memoria de todas las madres que ellas sin corona y sin grades cosas, siempre serán las reinas de cada casa. Ponen en el escenario una corona y un ramo de flores.

El primero de los cuplés a que su mujer se apunta a todas las modas y ahora le ha dado por el famoso succionador. El segundo a lo poco que entienden de música. Si pones el disco con la cara de Chabelita en la ventana, todas las palomas se dan la vuelta.

 

Turno para la segunda chirigota de la Gran Final, la chirigota original, en letra y música, de José Antonio Vera Luque, Los Cadifornia. Unos surferos que sin duda se han montado a todas las olas del concurso y ya se encuentran en lo más alto. Como dicen ellos, este año se vuelven a mojar.

El primero de los pasodobles dedicado al Vaporcito de El Puerto que un día se lo tragó la mar. Es de Bien Cultural  pero está olvidado en un descampado. Por culpa de la negligencia de los políticos, el Adriano tercero no se ve de nuevo navegando por nuestra bahía. El segundo dedicado a la Gran Final de hoy. Nombran a cada uno de los componentes de las dos agrupaciones que han abierto las cortinas esta noche, con La eterna banda del Capitán Veneno y El Batallón Rebaná. Dioses inmortales de la historia de nuestros carnavales,

Los cuplés vuelven a venir en tandas de tres en tres. La primera al chino de al lado de su casa, a la cámara de vigilancia a los bebes y a la música andaluza. En la segunda a la comodidad de la gente que todo lo piden a casa, a la serie juego de tronos y a que llevan tantos cuplés que se lo pisan ellos mismos.

 

Le llega el turno al segundo cuarteto de la noche, Vida y obra de Juan Carlos I bajo D, con letra y música de Miguel Ángel Moreno y José Manuel Cossi. Cuarta jornada la reforma interminable de esta vivienda que, al menos en este concurso, ha llegado hasta el último día. En la calle seguro que seguirán deleitando a los aficionados con sus chapuzas carnavalescas.

Se presentan en escena con el niño que ya ha hecho la comunión. Niño que es el hijo del Gago, que además es uno de los componentes del cuarteto infantil, Marvel no hay más que una. Dicen que para el Falla tienen a un perro que le compra las entradas, Rastreatro. Viene un pintor que pintó la capilla Sixtina, pero por fuera. Llega el marido de Dubai y recuerdan el desierto que ha habido este año en los cuartetos de juveniles. Hoy seguro que les falta material, porque es la Final.

El primero de los cuplés al jeque del Almería que en los descansos sortea un coche. El segundo a la opinión de los fachas sobre el pin parental. Rematan que es una pena que en su día a Abascal no se le hubiera dado un pin, pin pero bien dado.

Continúan con el tema libre con cuartetas cantadas como viene siendo habitual en este cuarteto. Historia de lo que sucede cada vez que uno pide una cuba para una obra. Desde verano esperando a que pongan las ventanas y tan sólo están los marcos. Pintan el piso entero de amarillo porque han cogido una oferta. Tiran de nuevo los escombros al público, que son papelillos.

 

Cierra la primera parte de esta Gran Final del COAC 2020, la comparsa de Jonathan Pérez, Los Aislados. Una isla que ha llegado al corazón de los aficionados y ha sido capaz de encontrar, con sus coplas, el camino de la Gran Final.

El primero de los pasodobles dedicado al amor de una pareja. El amor está por encima de cualquier celebración que se pueda hacer, si pensamos antes en nuestra tierra. El segundo a la falsa concienciación de la sociedad que no se para a pensar, que detrás de todas nuestras comodidades hay muchos manos de niños que trabajan casi en la esclavitud. Mientras Amancio dona dinero para limpiar su conciencia, el mundo lucha por el planeta sentado en el sofá con las redes sociales.

El primero de los cuplés a una prima que tienen que es muy carnavalera y le encanta las coplas en las bodas. El segundo se lo dedican a su amigo Miguel por estar este año en la Final. 

publicidad