Ritmos chirigoteros para recordar

Año: 
Fecha: 
16/02/2017

Chirigota de Cádiz que llega a la fase de cuartos de final del concurso de agrupaciones del Falla, con el nombre de El hombre que susurraba a las almohadas. El pasado año concursaron con Los agitadores. Se presentan sobre el escenario en la puerta del hospital Puerta del Mar después de haberse llevado cuarenta y dos años en coma, dispuestos a ofrecer su nuevo repertorio.

El primer pasodoble una letra a las desigualdades que existen en el mundo donde dicen que todos somos culpables porque todos somos refugiados. Ojalá a los que mandan un día se les cambie el coche de lujo por una triste patera.

El segundo a lo que ha cambiado el carnaval desde que entró el dinero en escena. Ellos abogan que esta fiesta es del pueblo y ahora tan sólo se busca agradar a los de afuera.

Ronda de cuplés que inician con el famoso patinete sin manillar que se lo cogieron al niño para irse de bares y volvieron sin él pero con el mismo movimiento. El segundo a las pocas luces de navidad que se han puesto este año en la ciudad.

Estribillo, sale del coma y esa misma noche, le dice su hermana que le toca que quedarse con su madre por que la han ingresado.

Terminan su actuación de cuartos de final con el popurrí. Historias que le suceden desde ese momento que despiertan del coma y se enfrentan al Cádiz de la actualidad, donde ya nada está como lo recordaban. “Antes había diez parados y ahora trabajan diez”. Cuando entraron en coma dejaron a un chiquillo y a la vuelta al llegar a su casa se encuentran con que tienen tres.

Una actuación que gusta al público que la despide con sus aplausos.

publicidad