Siempre contigo si tú me llamas

Año: 
Fecha: 
15/01/2018

Turno en la fase de clasificatoria del concurso de agrupaciones del Falla, para la comparsa gaditana de los hermanos carapapas, que lleva por nombre Comparsa los ángeles de la guarda. El pasado año concursaron como La azotea. Se presentan en el escenario, a media luz, unos ángeles de la guarda que han llegado a la Cádiz como su nuevo destino. “Tú no sientas penas, que tus penas son las mías”.

El primero de los pasodobles un piropo al barrio de La Viña a través de su copla. Un barrio donde la alegría es su filosofía. “Se me llena la boca cuando digo soy viñero y me moriré viñero”. El segundo a su condición de ángel de la guarda, contemplando Cádiz desde las alturas. Si fuera de carne de y hueso se grabaría en su piel cada letra de su nombre, pero como no lo es, esperará a su amada en un rinconcito del cielo.

El primer cuplé a lo difícil que es poder coger entradas para el Falla, vamos que al final se quedó sin poder ver a Pablo López. el segundo a la independencia de Cataluña y a uno que estaba en un cajero en Mataró y cuando salió se vio en Alicante, porque el banco había cambiado de sede. Estribillo cuando llega febrero les suena el llamador, “tú me llamas yo te canto”.

Finalizan su actuación con el popurrí. Cuentan cómo llegaron a las puertas del cielo y camelaron a San Pedro para que les pusiera un par de alas y los convirtiera en un ángel de la guardia. Narran como una niña les robó el corazón, a la que siempre protegió. Si no crees en ellos, terminas llamando casualidad a lo que te pase.

publicidad