Supervivientes de la calle San Vicente perdidos en la selva del Falla

Año: 
Fecha: 
10/01/2016

Chirigoteros con mochila a cuesta en plena selva carnavalesca que se autodefinen con los supervivientes de la calle San Vicente, felices de estar perdidos en la jungla porque allí no llega Hacienda ni se enteran de nada. El broche de la presentación lo pone un tarzán que cruza el escenario en una liana para terminar entre bambalinas.

Primero de los pasodobles donde ellos mismos se enorgullecen de ser chirigoteros de los llaman de segunda división. Piden respeto y admiración por todo el que se sube a las tablas y en especial de los cuartetos.

El segundo pasodoble es una carta al ministro de defensa donde le recriminan que hay que dar un paso al frente con el tema de los inmigrantes y no tener que esperar a sacar a otro niño de la orilla de la playa.

El primer cuplé a la fiesta de Halloween donde van a aprovechar el traje de vampiro del niño para que haga la comunión. El segundo a la niña de la Pantoja en supervivientes y su adicción al coco, lo mismo que el niño de Ortega Cano pero con la coca. Estribillo muy pegadizo, “para superviviente el que vive si trabajo, sin el paro y sin la ayuda”.

Agradecen al púbico el estar aquí para escucharles a pesar de ser los últimos en actuar en esta función, a los que dedican su actuación. Popurrí que comienzan con las recomendaciones que ellos hacen para sobrevivir en medio de la selva. Cuartetas muy bien defendidas, con la aparición en escena de un cocodrilo que despierta el interés de los presentes. “Cádiz es donde yo quiero perderme”. Muchas ganas y un repertorio bien defendido que es correspondido como colofón a la primera función de preliminares del concurso de agrupaciones de 2016.

publicidad