Crónicas

El retiro espiritual del cuarteto del Gago vuelve a abrir sus puertas. Manoli está disparatada y tiene que acudir a la primera clase de relajación. El maestro Buda tiene problemas para controlarlos. Mao Mao sigue obsesionado con el juego y pide el Var hasta en el Bingo. Al no tener éxito, el maestro prueba a plantear un ejercicio, pero sus nuevos huésped siguen obsesionados con la limpieza y el juego.

Cuplés que hablan de los accidentada de la retirada de Padilla y a su niño adolescente .

Rematan con tema libre al mismo buen nivel. Ojo. 

Llega el primer cabeza de serie de la noche, el cuarteto del Gago, Moreno y Cossi, 'Este año nos retiramos'. Están en un templo de retirada espiritual que parece estar en el Tibet. Presentan a los personajes. Figue es el encargado del templo, Gago representa a una ama de casa estresada, Miguel Moreno a un adicto al juego y Chicho al maestro Buda. El adicto dice que tiene un Iphone "cinquillo'. Manoli llega dispuesta a hacer voto de silencio, pero no lo consigue. Y los dueños del retiro plantean las normas. "Podeís llegar a las trantas", dice el maestro.