Los chirigoteros sevillanos hicieron el loco por el coliseo

Jóvenes sevillanos llegaron en una chirigota para cantar en el Carnaval de Cádiz. En primer lugar, mucho ingenio para el disfraz, y en segundo un repertorio que agrade al respetable. Con este escaparate se presentó la agrupación en la fase de cuartos. La presentación, muy simpática, fue bastante aplaudida por el público que ya se había reincorporado totalmente a sus asientos tras el descanso y la actuación del coro de Faly Pastrana. Los dos pasodobles se interpretaron seguidamente.


Vamos a intentar agradar para demostrar el porqué hemos pasado

Alejandro González Leo es el chirigotero que va dentro de la ambulancia para que ésta circule. Un lío, pero lo que sí es verdad es que los coches locos esperaban aparcar dentro del escenario. El chirigotero mostraba si satisfacción por haber entrado en cuartos, "la primera vez que accedemos a esta fase y es una experiencia muy bonita". Los chirigoteros hispalenses estaban deseando cantarle al público y concursar, "lo vamos a dar todo pero sobre todo agradar para demostrar el porqué estamos en cuartos".


Es algo a lo que no estamos acostumbrados, ha sido impresionante

Lágrimas, besos, saltos de alegría y mucha satisfacción en sus rostros. Los componentes de la chirigora estaba eufóricos al término de la actuación. Jesús Benarquez Liaño, uno de los autores de la letra, lloraba a lágrimas vivas, "a esto no estamos acostumbrados, ha sido impresionante". El grupo, cada año que viene al Falla, lo hace ilusionada, pero este año la aspiración es máxima, "al público le ha gustado mucho y ha reaccionado muy bien. Ha estado con la chirigota. Vamos a ver qué pasa".


Un grupo de coches aparcó en el escenario

Un grupo de coches llegó al teatro después de haber pasado por el tren de lavado. ¡Vaya presentación! con los coches andando por las tablas. La puesta en escena, fantástica. El público, desde el principio, con los chirigoteros de ¡No me ralles! El primer pasodoble llevaba una graciosa letra donde explicaba que se había enamorado de un mini y después de un Opel Corsa. Una letra alusiva al tipo, o sea, de presentación. Ambiente en el Falla con esta agrupación. Ovación. Los sevillanos, en el segundo, iban a pasar la ITV en Cádiz.

Páginas

Suscribirse a RSS - ¡No me ralles!