Unos cargadores con poca fuerza

El cuarteto de Cádiz ha elegido lo sucedido el año pasado el Domingo de Ramos con la cofradía de La Borriquita para hacer una parodia. Desde el principio hicieron saña de lo que sufrió la cuadrilla de Mascareña y Cintado. Por diversos problemas la cofradía no pudo cumplir los horarios previstos y llegar hasta la parroquia del Carmen. Según ellos dicen que es la verdad de lo que pasó. Los cuplés, el primero cuentan la historia de unos chinos que habían robado unos carajos en La Caleta para venderlo, y su tía creyó que era sushi y se lo llevó a casa.

Suscribirse a RSS - El gran comunicado