Barra libre para soñar con cuartos de final

La otra chirigota de La Línea se presenta como unos turistas que acuden a un complejo de todo incluido que son atendidos por una chica con bikini "entradita en carnes". Aunque el patio de butacas está casi vacío, los chicos consiguen arrancar las palmas al final de la presentación. El primer pasodoble se lo dedican a los controladores aéreos y lo mal que lo han hecho a pasar a tanta gente que no tienen el sueldo que tienen ellos y que para pagar un pasaje tienen que empeñar todo lo que tienen.

Suscribirse a RSS - Los pulseritas