Manuel Jesús Morera

Les había tocado una hora difícil, pero venían con esa premisa y han intentado que el público esté atento a ellos durante todo el repertorio "manteniendo el ritmo". Ellos han disfrutado mucho, "aunque cada año hay que trabajar mucho y uno no se puede relajar".


Risas hasta el final

El cuarteto de Morera reutiliza las parodias de los tres pases anteriores. Primero aparecen los hermanos Aga Pornis, que buscan trabajo, y el niño de los periódicos los lleva a Barbino, el padrino. Ellos llevan al mono Amedio, que dicen que está dormido "normal, con la hora que es". La improvisación es su fuerte, y de un golpe de Carlos Meni con la mesa saben buscarle el chiste. El inspector quiere saber qué se "cuece" en donde están ellos, y le dicen que es un restaurante chino. De nuevo genial esta parte de la interpretación, donde los propios componentes se ríen.


Antonio Flores, "Antuán"

Aunque él siempre está callado en todas las interpretaciones del repertorio del cuarteto, Antonio Flores, Antuán, está muy contento con la actuación "por lo que hemos hecho. La cosa nos está saliendo bien, y estamos disfrutando mucho. Los grito de campeones hay que darle la importancia justa, porque quienes deciden es el Jurado, pero no nos podemos quejar". Él, que no habla, asegura que "en muchas ocasiones me han entrado ganas de saltar, porque es mucha la presión sobre el escenario, y cuesta aguantar".

Páginas

Suscribirse a RSS - Los que cogieron al mono Amedio y lo quitaron de enmedio