Raúl Amador: “Es el primer año, dos debutamos en el Falla. El año que viene intentaremos hacerlo mejor”.

La Hada Madrina de ‘Un cuarteto con mucho cuento’ se ha esfumado del teatro tras la actuación. Ni en el escenario, ni en camerinos… ¿dónde está? Se preguntan hasta los propios componentes del cuarteto. Fuera. Pasando frío.

Y por fin aparece, y aún con nervios dice que “demasiado hemos conseguido. Dos debutábamos, uno de los componentes sólo lleva un año… es muy complicado, pero el año que viene intentaremos hacerlo mejor. Al menos no nos hemos llevado una gran bronca. Y hemos conseguido terminar el repertorio”. 


El cuento se hizo pesadilla

El cuarteto de Cádiz ‘Un cuarteto con mucho cuento’ se presenta como un taller de un carpintero, Repeto, que hace marionetas. En la escena también aparece un “mariquita”, que resulta ser Pepito Grillo. El carpintero ha hecho una marioneta que se parece a Teófila Martínez. Pero él quiere que sea un niño de verdad, y aparece el Hada Madrina, que “se parece a Conchita, la que ganó Eurovisión”, dice el gay.

Y la marioneta se convierte en un niño de verdad, al que lo llaman “Filoteo”.

El Hada Madrina le dice que si miente, le crece la nariz. Y empiece a mentir.

Suscribirse a RSS - Un cuarteto con mucho cuento