El público, algo frío, nos ha tratado correctamente

Víctor Manuel Troya Ramírez, uno de los componentes de la chirigota de cuartos, era el cartucho de pavías de merluza. Esta radiante por la actuación, aunque un poco triste por ser la última agrupación en actuar, "Nos hemos divertido sobre el escenario y hemos disfrutado. El público ha estado algo frío pero nos ha respetado. Después de cuatro meses sacrificados con los ensayos, esto es una recompensa para nosotros".


Pescaíto frito recién salido del freidor

Un total de tres kilos de pescaíto se dieron cita en el Falla para regocijo del público que todavía quedaba en la sesión. Tres kilos de pescao que son 12 cuartos. La chirigota sevillana se presentó con un disfraz que no ha pasado nunca por el Concurso del Falla, de cartuchos de pescaíto frito del freidor, muy típico en la Baja Andalucía, más concretamente en su tierra y en la Tacita de Plata. Haciendo tipo por el escenario estaban los cartuchos de croquetas, pescada, pavías de merluza, gambas rebozadas, boquerones, chocos, tortillitas de camarones, entre otros, y cantaron el repertorio.

Suscribirse a RSS - Una chirigota de cuartos