Comienza una nueva espera

Dicen muchos que son los siete días que más rápidos pasan en el año. La semana más efímera. La que se va en un abrir y cerrar de ojos. La que nunca quieres que se acabe.

Pero se acabó. Y se nos fue otra Semana Santa en donde la meteorología, por fin, ha dejado disfrutar de todos los desfiles procesionales. 

Sólo la presencia del Levante los primeros días causó algún cambio en los itinerarios pero, aún así, todas las cofradías pudieron hacer sin incidencias sus estaciones de penitencia.

Páginas

Suscribirse a RSS - Sábado Santo