Los viñeros vibraron con su Cristo y su Virgen y despidieron a ambas imágenes no para siempre si no con un simple hasta luego

El riesgo de lluvia parecía disipado y la ciudad quería vivir con intensidad otra gran jornada cofrade. El Lunes Santo gaditano es uno de esos días en que los viñeros se sienten aún más orgullosos de residir en este emblemático barrio del casco histórico de la ciudad, porque Jesús de la Misericordia y su Madre de las Penas salen a la calle para que todos los gaditanos rindan pleitesía a tan singulares imágenes sagradas.

Páginas

Suscribirse a RSS - La Palma