Oración y devoción para vivir un nuevo Jueves Santo y Madrugada en Cádiz

El día del Amor Fraterno. El día que se instauró el Milagro de la Eucaristía. Jueves Santo. El día por excelencia de la Semana Santa. 

Y eso se notaba en la ciudad desde primera hora de la mañana. Los templos llenos para visitar los Monumentos y los pasos que aún estaban montados o que saldrían en la tarde del Jueves Santo, la Madrugada o el Viernes Santo. 

El bullicio era constante en las iglesias, con devotos y curiosos admirando el maravilloso patrimonio gaditano que guardan las cofradías


La Pasión se hace presente el Jueves Santo

Todo comienza a consumarse. Y tras prenderlo entre olivos, Jesús es llevado ante el Sanedrín para ser juzgado y condenado. La Pasión con letras mayúscula que en Cádiz se viste en la jornada de Jueves Santos en una malgama de sentimientos que se alargan hasta la madrugada.

Y la jornada empieza pronto. En Santa María. Con el encuentro con el Regidor Perpetuo y el cante de saetas para rezarle al Nazareno. Muchas serán las que se canten, y otras muchas las que se recen desde el corazón. Porque Él es el protector de una ciudad que nunca lo olvida a pesar del tiempo. 

Páginas

Suscribirse a RSS - Oración en el Huerto