Clasicismo, tradición y aniversario para el Martes Santo

Versión para impresiónEnviar por correo
La escolta romana de Ecce-Homo regresa al cortejo de la corporación en el año del 50 aniversario de Desamparados
Procesiona el: 
Año: 
2015
Fecha: 
Martes, 31 marzo, 2015 - 11:00

La jornada del Martes Santo de 2015 seguro que queda grabada en la memoria de los cofrades por ser una día en donde se recupera la historia de Cádiz.

Y es que la cofradía de Ecce-Homo, después de un importante esfuerzo, ha recuperado la escolta romana que acompaña al Señor hasta principios de la década de los 90. Gracias a las donaciones de hermanos, en este día podremos ver a tres hermanos vistiendo la ropa que vestían aquellos soldados romanos. La corporación ha trabajado con historiadores para buscar el atuendo más real a lo que se lucía entonces para darle mayor realismo a la escena.

Sin duda, este será el estreno más destacado de la cofradía que saldrá de la iglesia de San Pablo a las 18.15 horas.

La música estará a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores 'Santa María Magdalena' de Jerez (Cádiz) para el paso del Señor, dirigido por Juan Manuel López Gallardo. La Banda de Música de la Virgen de la Estrella acompañará los pasos del palio de María Santísima de las Angustias, dirigido por Melchor Mateo.

 

 

Pero antes, a las 16.45 horas, en la iglesia de San Francisco no estarán de estreno, sino de enhorabuena. En este 2015 se cumple el 50 aniversario de la puesta al culto de la Virgen de los Desamparados de la cofradía de Jesús Caído, y 50 años desde que se formase en Cádiz la primera cuadrilla de hermanos cargadores. Motivo por el cual la corporación solicitó en el Consejo de Hermandades que la Dolorosa fuese nombrada patrona de todos los cargadores gaditanos.

50 años que quedarán plasmados en una gran fiesta el 9 de mayo, cuando la imagen procesione de manera extraordinaria por las calles de Cádiz, y bajo palio de manera excepcional.

Pero este martes lo hará en su altar de plata y con el cielo de Cádiz como palio, y llevada por unos hombres que siguen las órdenes de Juan de Dios Baro Sánchez.

Una imagen que acompaña a Jesús Caído en su paso que poco a poco avanza en el tallado, obra del isleño Juan Carlos García, y es llevado por José Manuel Asencio Cabeza.

La cofradía sigue confiando musicalmente en la Agrupación Musical 'Virgen de la Oliva' de Vejer de la Frontera de Cádiz para el paso del Señor, y la Banda de Música 'Maestro Enrique Montero' de Chiclana de la Frontera para la Virgen de los Desamparados.

 

 

Una hora más tarde, a las 17.45 horas, desde la iglesia de Santiago, pondrá su Cruz de guía en la plaza de la Catedral la cofradía de Piedad. El portentoso misterio que representa el Calvario donde ha muerto Jesús nos traslada a ese trágico instante de la vida del Hijo de Dios y el dolor de su Madre. Un paso dirigido por Manuel Ruiz Gené, capataz general nombrado por la cofradía este año, por lo que también dirigida los pasos de los hombres que portan a María Santísima de las Lágrimas en su elegante palio de cajón.

El acompañamiento musical será, de nuevo, los sones trianeros de la banda de la Victoria de León y la elegancia de la banda de música de Maestro Dueñas de El Puerto de Santa María.

 

A las 18.45 horas, dos horas después de la primera salida procesional del día, la Semana Santa se trasladará al barrio de El Pópulo por primera vez en esta magnífica semana. Desde la iglesia de Santa Cruz impondrá su sobriedad la cofradía de Sanidad.

El Señor del Mayor Dolor, en su paso dirigido por el veterano Gerardo Navarro, nos recordará el momento en el que Jesús se encuentra con la Mujeres en la calle de la Amargura. La Verónica le lava la cara con un paño en donde queda marcado su rostro para siempre. Una Santa Faz que este año lleva la tinta que ha dejado marcada el pintor gaditano Antonio Álvarez del Pino.

Una sobriedad que queda aún más marcada con los sonidos de la música de capilla de la Capilla Musical Lignum Crucis de San Fernando, y por el paso sobrio de la cuadrilla que lo porta sus hombros.

Sobriedad y elegancia. Eso es lo que marca el paso de la María Santísima de la Salud bajo su palio obra del gaditano Alberto Florido. Y Ella, este año, sobre su altar de plata, la peana, donada por un grupo de hermanos y su cuadrilla. Un altar que se ha realizado por los talleres de Orfebrería Castilleja de Sevilla.

Y al que se suma la belleza de las marchas sobrias que acompañan el paso de María Santísima e interpretada por la banda de música Gailín de Puerto Serrano y seguido por las órdenes de Andrés Cano.

 

Desde San Antonio,  las 17.30 hora, la preciosa imagen de Jesús Atado a la Columna de Jacinto Pimentel saldrá de nuevo a las calles de Cádiz, con el deseo que esta vez no cumpla las peticiones de los gaditanos cuando le pedían agua, y que el buen tiempo siga reinando hasta el Domingo de Resurrección.

En su paso de misterio, en proceso de realización, recorrerá las calles de Cádiz el Señor que lucirá sobre unas andas que estrenan el dorado de las cartelas laterales y traseras, además de estrenar las cartelas de las esquinas realizadas por Luis González Rey. Un paso dirigido por Salvador Rosa Mascañera y que andará con los sones de Banda de Cornetas y Tambores Coronación de Campillos (Málaga).

Tras él, el primer paso de palio que procesionó en Cádiz a principios del siglo XX, bajo el que procesiona María Santísima de la Lágrimas y que camina al compás de los sones que marca la Asociación Filarmónica Ciudad de Conil. Un paso que es dirigido por José Mª Aicardo Cantero.

Versión para impresiónEnviar por correo

publicidad