La cuenta atrás entre tesoros

Versión para impresiónEnviar por correo
En este Miércoles Santo las cofradías se ponen en la calle en un día casi perfecto
Procesiona el: 
Año: 
2017
Fecha: 
Miércoles, 12 abril, 2017 - 22:30

El Miércoles Santo tenía todos los ingredientes para ser perfecto: buen clima, gran ambiente, vísperas de fiesta y cuatro grandes cofradías en la calle.

Sin embargo el día se empaño a primera hora de la mañana con la aparición en la fachada del Consejo de Hermandades de unas pintadas relacionadas con la no salida de la cofradía del Perdón a la calle. Unas pintadas que también aparecieron en el despacho de abogados del presidente, Martín José García. Ambas acciones han sido denunciadas a la Policía Nacional y se buscará al culpable, o a los culpables de estos hechos.

La cofradía del Perdón, tras conocerse los hechos, envió un comunicado condenando los hechos que costarán, al menos 6.000 euros a la Permanente.

A este acto vandálico se suma un mensaje en cadena a través de WhatsApp donde se pide una concentración en la Madrugada del Viernes Santo a las 3 de la mañana a las puertas de Santa Cruz. Un mensaje que distorsiona la realidad de todo los sucedido desde el mes de agosto, cuando se comenzó a hablar del posible cambio de horario cumpliendo, así, el acuerdo de pleno firmado por todos los hermanos mayores en 2016.

 

Pero a pesar de estos hechos, la jornada transcurrió con normalidad. Las cuatro cofradías salieron a la calle y cumplieron con su estación de penitencia en la Catedral bajo un sol radiante más propio de los primeros días del verano.

 

La primera en pasar por Carrera Oficial fue la hermandad de Las Aguas. Este año con la ausencia del paso de San Juan, obra del desaparecido Antonio Martín, aunque la imagen sí ha procesionado, como titular qué es de la hermandad, en el paso de Misterio.

También han formado parte del cortejo los más pequeños, vestidos con su hábitos verdes y capa ropa y con la palma rizada en las manos tan característico de esta corporación. 

No faltó a su cita con la hermandad el que fuera su director espiritual, hoy hermano de la cofradía, el marianista Ignacio Sánchez Galán, representación del colegio San Felipe Neri, dirección y alumnos y, por supuesto, hermanos que forman parte de la historia de esta cofradía, como la familia Silva.

Tras interpretar en el interior del templo Polillas la marcha Por tu pueblo Despojado, el capataz Gerardo Navarro ordenó llevar el paso hacia la puerta lateral de Santa Cruz. Con mucha dificultad, debido a las dimesiones del paso y el arco de la puerta, el paso de misterio comenzó a andar por la plaza de Fray Félix con la marcha Perdona tu pueblo.

Comenzaba la cofradía a discurrir por el barrio de El Populo, con la banda de Humildad y Paciencia de Chiclana abriendo calle, cuando comenzaba Andrés Cano a acercar el paso de palio de la Virgen de La Luz hacia la puerta con toda la candelería encendida.

El capataz, que le tiene cogida la medida al paso, fue ordenando muy templado el avance del  palio para salir a la plaza, mientras sonaba la marcha Procesión de Semana Santa de Sevilla por la Filarmónica de Conil.

Una estampa maravillosa nos dejó el Miércoles Santo con la cofradía por el Campo del Sur, bajo el sol y sin viento. La entrada en Carrera Oficial también fue imponente y de regreso a su casa estuvo acompañado por numeroso público.

 

La segunda en entrar en Carrera Oficial, aunque con un corte de, al menos, 15 minutos, fue la hermandad de Cigarreras. La cofradía había pedido entrar en esta posición, que habitualmente ocupa Sentencia. Así que, de momento, ambas cofradías se alternarán el segundo lugar para entrar en la Catedral de Cádiz.

A las 5 de la tarde salía la cofradía de la iglesia de Santo Domingo poco a poco. Con un discurrir muy lento y tranquilo por el barrio de Santa María para llegar a la calle Plocia donde le esperaba mucho público.

La imagen del Señor de la Salud salía del templo acompañado musicalmente por la agrupación musical Sagrada Cena, y con un exorno floral que llamó mucho la atención con rosas en color rojo que se asemejaba al sangre de toro.

Y en cortejo que acompañaba a la Dolorosa obra de Álvarez Duarte no faltaban un año más el grupo de mujeres de mantilla tan tradicional. Mientras que ellas andaban por el barrio, el pregonero de la Virgen de la Esperanza, José Luis Piulestán, hermano mayor de la Merced, ordenaba la primera levantá del paso.

Un palio que por primera vez dirigía José Cortés Durán y que llevó con mucho mimo durante todo el camino, participando de una recogida especial para la cofradía.

 

A pocos metros, en la iglesia de la Merced, salía a las 18.10 horas la cofradía de Sentencia. Un amplio cortejo de hermanos acompañando tanto al Señor como a la Virgen del Buen Fin. Un cortejo en donde destaban las túnicas, todas renovadas y que le dan mayor presencia a la corporación en la calle. 

Un año más, ver salir el paso de misterio por la estrecha puerta del templo fue emocionante, especialmente para los hermanos más antiguos, a los que la hermandad les había reservado un sitio privilegiado frente a la puerta de La Merced.

La estrechez, además, obliga la cofradía casi a montar el paso en la calle. Una maniobra que los cargadores saben hacer rápido y bien cada año a las órdenes de Quico Gallardo. De nuevo, el andar del paso de misterio fue espectacular por la calle. Avanzando, de frente y con estilo, guardando momento de emoción en lugares tan especiales como la plaza de las Canastas, Palillero o su despedida por la calle Nueva antes de entrar en Santa María.

Especial fue la jornada para la cuadrilla de la Virgen del Buen Fin y la banda de música de Pedro Álvarez Hidalgo de Puerto Real. Y es que se cumplían 20 años desde que por primera vez la banda acompañaba a la Virgen. Durante la Cuaresma este aniversario se ha celebrado de una manera especial, pero en la tarde este Miércoles Santo fue emocionante ver a su director y al capataz del paso, Manuel de la Jara, unidos en un fuerte abrazo que sólo reflejan el amor y respeto que se tienen.

Sonaba la nueva marcha Santa María del Buen Fin junto a la iglesia de la Merced, desatándose la locura en la entrada del palio en la plaza de las Canastas, donde no cabía un alma.

La cofradía fue andando durante todo el recorrido, marchando pegado a la cofradía de Cigarreras en esta tarde-noche del Miércoles Santo para recogerse rodeado de cientos de personas que no querían perderse este instante ya en la madrugada del Jueves Santo.

 

El punto sobrio del día lo puso de nuevo la cofradía de las Angustias. La hermandad, que monta su paso en la calle debido a las dimensiones de la capilla, sigue manteniendo las tradiciones, y no falta a su cita con las Carmelitas Descalzas de la calle Costa Rica ni a las hermandas franciscanas del Rebaño de María que viven frente a ella.

También es tradición la sobriedad y el respeto de todo su cortejo y la numerosa penitencia tras una de las grandes devociones marianas de la ciudad. 

Tradición la disposición del cortejo en la calle, con multitud de detalles, como las varas que representan los símbolos de la pasión.

Tradición en familias unidas alrededor de la figura de Nuestra Señora de las Angustias,

Tradición con su capataz, José Luis Pájaro, que no falta a su cita delante de Ella cada año.

Y tradición de volver a oscuras desde la plaza del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y de regreso por Isabel la Católica a su capilla.

Una hermandad única, con un carisma diferente, con una presencia elegante en la calle y con una devoción que durará por los siglos de la siglos. 

Versión para impresiónEnviar por correo

publicidad