La lluvia irrumpe en el Miércoles Santo y deja a todas las cofradías en los templos

Versión para impresiónEnviar por correo
La única que puso los pasos en la calle fue Sentencia pero tuvo que darse media vuelta al llegar a San Juan de Dios
Procesiona el: 
Año: 
2019
Fecha: 
Miércoles, 17 abril, 2019 - 21:00

La jornada de Miércoles Santo se vio frustada por la presencia de la lluvia. Los primeros partes avisaban de la alta posibilidad de precipitaciones desde las ocho de la tarde hasta las once de la noche. Aún así, las cuatro hermandades que tenían previsto procesionar ayer esperaron hasta el último momento y las informaciones meteorológicas más actualizadas para tomar su decisión final.

 

La primera decisión se produjo en Santa Cruz donde la hermandad de las Aguas,  pasado unos minutos de su hora de salida prevista tomo la decisión de cancelar su estanción de penitencia. Las puertas de la Catedral Vieja se quedaron abiertas para que toda persona que lo desease pudiera visitar a los titulares ante la imposibilidad de poder disfrutar de su presencia en las calle.

 

En la Merced, Sentencia decidió sacar el cortejo a la calle pese a los malos augurios. La buena voluntad y las ganas de salir se frustaron nada más llegar el misterio a la plaza de San Juan de Dios. Empezó a llover y la cofradía decidió dar la vuelta y volver a subir el barrio de Santa María para recogerse. El palio de Buen Fin también llegó a salir unos minutos sin llegar a iniciar el desfile.

 

Cigarreras, por su parte, se quedó en Santo Domingo dejando la iglesia conventual abierta para que hermanos y el resto de ciudadanos pudieran contemplar a los titulares de la cofradía. La última hermandad en tomar la decisión fue Angustias. Desde la capilla del Caminito esperaron hasta pasadas las ocho de la tarde para anunciar la noticia una vez que conocieron los partes meteorológicos más recientes. Los hermanos pudieron desfilar ante el misterio de las Angustias puesto en exposición a las puertas de la capilla de la calle Isabel la Católica.

 

Un sentimiento común de tristeza y resignación. A la espera de que el próximo Miércoles Santo puedan procesionar pero con la seguridad de la conservación de un patrimonio artístico y humano que deben de conservar.

Versión para impresiónEnviar por correo

publicidad