Las Penas regresa con fervor a las calles gaditanas tras un año de espera

Versión para impresiónEnviar por correo
La cofradía no pudo procesionar en 2014 por estar intervenida por un comisariado
Cofradia: 
Procesiona el: 
Año: 
2015
Fecha: 
Domingo, 29 marzo, 2015 - 19:30

Cinco minutos antes de las seis de la tarde, las puertas de la iglesia de San Lorenzo se abrían para que la restaurada cruz de guía de la Venerable y Real Archicofradía de Nuestro Padre Jesús de las Penas y María Santísima de la Caridad regresara a las calles gaditanas tras un año de ausencia, y una vez superada la crisis interna que le impidió durante el 2014 realizar su estación de penitencia.

La nueva junta de Emilio San Román se ha esforzado durante los últimos meses para proporcionar un nuevo esplendor que se percibía en los estrenos, tantos en los pasos, como en el cortejo.

Los 120 penitentes aguardaron con buen orden y disposición dentro del templo, mientras un creciente gentío se agolpaba impaciente, después de un largo año de espera, en la calle Sagasta para ver de nuevo a Las Penas en una tarde eminentemente primaveral, y de excelente temperatura, lo que sin duda animó a que un numeroso público acudiera a esta especial cita del Domingo de Ramos.

También se sumaron el director espiritual de la hermandad, Jesús García Cornejo, y en representación institucional del Ayuntamiento de Cádiz ha asistido el concejal José Macias.

La expectación, y el respeto, resultó máximo en el momento que la talla de Luis Álvarez Duarte dejara su sede canónica bajo los sones de la banda de cornetas y tambores del Santísimo Cristo de los Milagros de Sanlúcar de Barrameda.

Un poco antes, y en el interior de la iglesia, los hermanos de la cofradía se había unido con una oración del Padrenuestro previo a comenzar la estación de penitencia, y de la primera "levantá" de la cuadrilla de los cargadores dirigida por el capataz, Manuel Ruiz Gené.

La imagen del Jesús de las Penas lucía como estreno un juego de potencias del Señor elaboradas por Joaquín Osorio, y donadas devotamente por una hermana, así como los numerosos claveles rojos que tapizaban el paso, que fueron recogidos por la hermandad en los últimos días, gracias a la generosidad de vecinos del barrio.

El paso de la Virgen de la Caridad portaba los más numerosos estrenos de esta jornada de penitencia, entre los que contaba con la Gloria del techo del palio realizada por el hermano Miguel Ángel García, un sobretecho del palio y un bastidor de madera para el techo del palio.

Tras un recogido Avemaría por parte de la penitencia, los sones de la marcha real de la banda filarmónica de Cónil acompañaron la salida del paso desde la iglesia San Lorenzo a la Caridad hasta la calle Sagasta donde recibió el aplauso de los presentes.

La Hermandad de Jesús de las Penas ya procesiona después de un año de larga de espera bajo el fervor de un barrio de San Lorenzo que se ha volcado como pocos para engrandecer este momento único del año.

Versión para impresiónEnviar por correo

publicidad