Los soldados de Roma vuelven con el Ecce Homo

Versión para impresiónEnviar por correo
La hermandad gaditana recupera la escolta romana tras más de veinte años de ausencia de la Semana Santa de Cádiz
Cofradia: 
Procesiona el: 
Año: 
2015
Fecha: 
Martes, 31 marzo, 2015 - 21:30

Acogedora tarde primaveral del último día de marzo,  y que nuevamente convocó a un gran número de gaditanos en el cruce de las calles Ancha, José del Toro y Novena.

La iglesia de San Pablo era el foco de atención de los gaditanos que ansiaban ver cómo se abrían las puertas del pequeño templo para ver de nuevo en la calle la magistral imagen de Montes de Oca.

Un templo que, a pesar de sus dimensiones, parecía que se ensancha cada Martes Santo para que dentro se organizasen los tramos de hermanos alrededor de los dos pasos de la cofradía. Y este año con la presencia del tallista Juan Carlos García, autor de paso de misterio, e Isabel Mariño, que actualmente trabaja en el dorado del paso.

 

A la hora prevista, a las seis y cuarto de la tarde, la Cruz de guía avanzaba por la calle Ancha hacia José del Toro mientras sonaba la marcha ‘Ecce-Homo’ de Eduardo Escobar, interpretada por la banda de corneta y tambores del Santísimo Cristo de la Caridad de Jerez.

Y mientras, en el interior, no perdían detalle de este momento el director espiritual de la hermandad, el padre Manuel Fernández de la Puente, o el concejal del Ayuntamiento de Cádiz, José Macías, que también acompañaría al Señor del Ecce-Homo en su caminar por Cádiz.

 

Una vez que todos los hermanos revestidos con sus hábitos blancos y capirotes rojos de terciopelo estaban en la calle, el capataz, Juan Manuel López Gallardo, comenzaba a ordenar la difícil maniobra de salida de la iglesia de San Pablo.

Poco a poco, sin prisas, comenzaba a asomar el impresionante paso de misterio en que lucía por primera vez el dorado del frontal del paso.

 

Y en la trasera, escoltando el paso, tres soldados romanos. El gran estreno de la cofradía en este 2015. Un oficial y dos legionarios recuperaban así el signo de identidad de esta corporación que hasta 1994 contaba en su cortejo con un nutrido número de soldados romanos que se decidió quitar hasta ahora.

 

Ahora la cofradía, dirigida por Ramón Sánchez Heredia, quiere recuperar esta formación y trabajará en los próximos años en ampliar el número y formar una nueva escuadra romana.

Numerosos flashes y cámaras de fotos no quisieron perder la oportunidad de inmortalizar este histórico momento en el que la reducida escolta romana marchó con marcialidad al compás del paso de Nuestro Padre Jesús del Ecce Homo adornado con claveles rojos.

Bajo la música del maestro Escobar fue recibida María Santísima de las Angustias y San Juan Evangelista, a los hombros de los 44 cargadores a las órdenes de Melchor Mateo.

Y no fue el único recuerdo de la hermandad en la tarde del Martes Santo, ya que la Virgen de las Angustias portaba un rosario cedido por la familia de Cayetano del Toro, que fue prioste de la cofradía, y de cuya muerte se cumplen este 2015 cien años.

Homenaje e historia de la Semana Santa gaditana recuperada para un soleado Martes Santo que, desde San Pablo, hace brillar el centro de la ciudad con la devoción y fe la hermandad Ecce-Homo y la Virgen de las Angustias.

Versión para impresiónEnviar por correo

publicidad