Puertatierra entra triunfal en el Domingo de Ramos

Versión para impresiónEnviar por correo
Las cinco cofradías realizaron su estación de penitencia en una jornada que brilló por el numeroso público presente y el buen acompañamiento en lo meteorológico
Procesiona el: 
Año: 
2019
Fecha: 
Domingo, 14 abril, 2019 - 23:30

Cádiz vivió un Domingo de Ramos explendoroso con las cinco procesiones por las calles de la ciudad. La jornada comenzó muy temprano cuando la cruz de guía de la cofradía de Borriquita cruzaba el umbral de la iglesia de San José e iniciaba su cortejo por la avenida principal. La cofradía de La Paz que se encuentra dentro de la conmemoración de los setenta y cinco años de su fundación. Estrenaban 150 capirotes de terciopelo y el enriquecimiento y restauración de la túnica de Jesús de La Paz.

 

Un día especial para el barrio de extramuros que sumaba la hermandad del Despojado para realizar el largo recorrido hasta realizar la estación de penitencia en Catedral justo cuando se cumplen diez años de la primera salida procesional. Este año estrenaban el asta de bandera concepcionista, la talla lateral del canasto, la imaginería menor de los laterales del paso de misterio y la túnica bordada. 

 

El barrio de San Lorenzo también vivió uno de sus días grandes con la salida de la cofradía de las Penas. Estrenaban un un juego de cresterías del paso de misterio, las nuevas túnicas de nazarenos e infanticos y doce borlones que adornan el paso de palio de María Santísima de la Caridad. Finalizó la procesión con los íntimos momentos que se pudieron disfrutar en la recogida cuando tanto el Cristo como de María Santísima de la Caridad a su regreso a la calle Sagasta.

 

Desde Santo Domingo se escenificaba en la calle la representación en procesión del Sagrado Sacramento de la Eucaristía. La Sagrada Cena fue una de las protagonistas de los primeros cruces en la plaza de San Juan de Dios. En algunos momentos coincidieron hasta cuatro de las cinco cofradías del Domingo de Ramos. Como estreno llevaban en el cortejo un nuevo si pecando entre las filas de sus hermanos.

 

El domingo lo cerraba desde San Agustín Humildad y Paciencia con el solemne desfilar del Cristo tallado por Jacinto Pimentel. Se volvieron a vivir los emotivos instantes tras la salida del María Santísima de la Amargura y la interpretación de la marcha del mismo nombre dedicada a la Virgen del mismo nombre de la de Sevilla. La cofradía estrenaba la primera fase de los escudos, las tres varas de priostía, la restauración del bacalao, la restauración de dos faroles, la restauración de dos varas pontificias y de la pértiga del secretario. Además de la restauración de las coronitas de los candelabros del palio.

 

Mucho público que pudo disfrutar de una jornada lúcida en las calles de Cádiz donde se contempló, por la ausencia de viento, toda la candeleria de los pasos encendida.

Versión para impresiónEnviar por correo

publicidad