Sabor agridulce en el día del Amor Fraterno

Versión para impresiónEnviar por correo
Las 6 cofradías en la calle mostraron lo mejor de la ciudad, y los abucheos al paso del Nazareno, lo peor
Procesiona el: 
Año: 
2015
Fecha: 
Viernes, 3 abril, 2015 - 06:30

La noche del Jueves Santo fue un día “de cuento”. Cuatro cofradías en la calle, cada una con una característica muy especial que las diferencia del resto. Por eso este día es tan especial en la Semana Santa de Cádiz.

La cofradía de Afligidos fue la encargada de abrir la Carrera Oficial eligiendo para su recorrido por las calles de Cádiz un repertorio de marchas clásicas interpretadas por la banda de música Pedro Álvarez Hidalgo de Puerto Real. Un cortejo lleno de detalles, con más de 200 hermanos vistiendo el hábito de una hermandad que no hace tanto tiempo tuvo que quedarse en su casa el Jueves Santo tras ser intervenida por el Secretariado Diocesano para las hermandades y cofradías.

Un sabor especial tuvo el regreso de la corporación a San Lorenzo a su paso por la calle Santa Inés con la marcha ‘Virgen del Valle’, o escuchar ‘Nuestro Padre Jesús’ por Sagasta.

La cofradía del Huerto nos recordaba que Extramuros también es cofrade y su Señor orando en el Huerto demostró su “poderío” subiendo la rampa de la Catedral con la marcha ‘Oración’. Majestuoso fue su paso por Carrera Oficial, aunque su momento más especial fue la llegada de nuevo al barrio de San Severiano y el encuentro de Jesús con Nuestra Señora de Gracia y Esperanza en la plaza de la parroquia donde reside.

 

El Nazareno de nuevo fue quien centró la mayoría de las miradas de la noche. El Señor de Cádiz conseguía que la ciudad callase a su paso, incluso por la Carrera Oficial. La Virgen de los Dolores, acompañada por la banda de música Enrique Galán de Rota, también presentó un repertorio de marchas que acompañaban a la perfección al palio de la Señora con marchas como ‘Mi Amargura’ o ‘Madrugá Macarena’.

 

El paso por las calles de Cádiz del Medinaceli fue de nuevo solemne y sobria. El paso de plata ya deja a todos los cofrades sin apenas mediar palabra. La cofradía cumplió puntual su tiempo de paso por cada una de las calles del itinerario escogido. La nota negativa, José Luis Pájaro tuvo que abandonar el paso al sufrir una lesión en su pierna.

 

Ya, en la Madrugada, Descendimiento mostró de nuevo su maravillo grupo escultórico desde San Lorenzo. Sólo el sonido de la horquilla rompía la seriedad del paso del corto cortejo de la hermandad, que fue recorriendo la ciudad hasta llegar a las 5 de la mañana a la iglesia de San Lorenzo.

 

El Perdón fue la cofradía que salió en último lugar y la que estuvo procesionando sola por las calles de Cádiz desde las cuatro y media de la mañana. Acumuló un poco de retraso para llegar a la Catedral, sumando algunos más en el interior de la misma, lo que hizo que mucho público se desesperarse en una noche fría.

Pero después nada importaba. El sólo procesionaba sola y disfrutaba de la bajada de la Catedral con la marcha ‘La Madrugá’ del palio de María Santísima. También con la subida a la calle Novena con ‘Gloria’

 

La nota negativa de la noche la pusieron algunos vecinos del barrio de Santa María que protestaron de nuevo la decisión del cabildo de hermanos del Nazareno de no regresar a Santa María por Sopranis y botica, sino por el Campo del Sur.

La junta de gobierno tuvo que pasar por la plaza y la calle San Juan de Dios con escolta policial, y un cordón de agentes blindaba el perímetro de esta última calle al paso de la cofradía.

La plaza, además, se encontraba como llena como en ningún otro Jueves Santo, que a esa hora está ya casi vacío. Así que muchas personas se concretaban allí sólo por el morbo o para protestar una medida que ellos no ha podido decidir porque no son hermanos de la cofradía, que son los que tienen derecho al voto.

Versión para impresiónEnviar por correo

publicidad