Una joya para el descanso eterno

Versión para impresiónEnviar por correo
La cofradía del Santo Entierro se pone en la calle en un Sábado Santo caluroso
Año: 
2015
Fecha: 
Sábado, 4 abril, 2015 - 16:15

El Sábado Santo también es día para disfrutar de las cofradías en Cádiz. Tras el decreto aprobado en 2009 por el anterior obispo de Cádiz, Antonio Ceballos, y su primera salida procesional en 2010, la cofradía del Santo Entierro ha vuelto a procesionar en esta jornada de luto para los cristianos.

Jesús yace muerto en el Santo Sepulcro, en Cádiz, realizado en plata y cerrado con cristales parisinos. Una obra de arte que cada año se puede disfrutar por el casco histórico.

A las tres de la tarde se abrían las puertas de la parroquia de Santa Cruz esta Semana Santa de 2015 para dar paso a los faroles portados por servidores vestidos a la federica que escoltaban al servidor que tocaba el muñidor que anunciaba el cortejo fúnebre.

Hermanos de Santo Entierro y los siguientes tramos con los hábitos de las cofradías penitenciales de Cádiz formaban parte de los tramos que acompañaban al Señor antes de que se divisase el cuerpo de acólitos, que se situaban en el dintel de la puerta lateral del templo a las tres y diez de la tarde. Una urna que lucía en el frontal el bastón de Cayetano del Toro. Su biznieta participaba también en la procesión.

En el interior del tamplo, la banda de Julián Cerdán de Sanlúcar de Barrameda interpretaba la marcha ‘¡Ha muerto!’, mientras se acercaba a la puerta de la iglesia.

Con cuidado, la urna que lleva 150 años desfilando por las calles de Cádiz, se dispuso en la plaza de Fray Félix mientras que comenzaba a preparase el cortejo que acompañaban a Nuestra Señora de la Soledad, revestidos con el hábito de la cofradía. Tras la urna, el palio de respeto en señar de duelo.

Tras estos tramos, la corporación municipal bajo maza presidida por la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, acompañada por el primer teniente de alcaldesa, José Blas Fernández, y los concejales Juan José Ortiz, Vicente Sánchez, Paloma Bordons, Alejandro Varela y Pablo Chaves.

En el cortejo también estaba representado la Audiencia Provincia con Manuel Estrella, su presidente, el subdelegado del Gobierno, Javier de Torre, y el subdelegado de Defensa, Vicente Ortells.

Diez minutos más tarde, el capataz del paso de la Señora ordenaba acercar el paso a la puerta para, una vez que estaba enfilando la plaza de Santa Cruz comenzó a sonar la marcha Virgen del Valle. Antes, un mensaje del capataz a su cuadrilla, que les pedía que fuesen educados en la calle.

Comenzaba así a andar la imagen de Nuestra Señora de la Soledad acompañada sólo con la Cruz donde había sido muerto su hijo y que lucía en sus manos un rosario y un escapulario cedidos por la familia del que fuera alcalde de Cádiz, protector vitalicio de la cofradía.

 

Preciosa la bajada por el barrio de El Pópulo de la cofradía bajo un sol radiente, llegando incluso antes de la hora prevista a la Catedral de Cádiz, aunque no para hacer estación de penitencia, ya que el Sábado Santo está el Santísimo reservado.

 

Después, la carrera oficial hasta la calle San José y Cánovas del Castillo. Ya por la calle Nueva la cofradía comenzó al cielo por la amenaza de lluvia, sorprendiéndolos en la plaza de San Juan de Dios un fuerte aguacero, lo que provocó que la cofradía entrase media hora antes de lo previsto en Santa Cruz, a las 9 de la noche.  

Versión para impresiónEnviar por correo

publicidad