Viernes Santo. Viernes de Dolor. Viernes de despedida

Versión para impresiónEnviar por correo
La Orden Servitas procesiona por última vez en esta jornada en la Semana Santa de 2015
Cofradia: 
Procesiona el: 
Año: 
2015
Fecha: 
Viernes, 3 abril, 2015 - 20:30

Esperaba su momento en su capilla anexa a la iglesia de San Lorenzo. Entronizada en su palio de Esperanza Elena Caro contaba las horas para acercarse a todos los que la quieren.

Y por fin era Viernes Santo. Un Viernes Santo que quedará en la memoria de todos. Un Viernes Santo diferente, porque ninguno es igual. Y eso se notaba en la cara de los hermanos de la Orden Seglar. Y es que no podían estar más dichosos de poder volver a su origen, al Viernes de Dolores. Aunque la alegría también se empañaba con la melancolía de no volver a procesionar en la Semana Santa de Cádiz.

Y hoy era el último día. El último Viernes Santo, como explicaba la priora de la Orden, Encarnación Orellana, respaldada por toda su junta de gobierno y de históricos de la Fraternidad.

 

Con la solemnidad que caracteriza a esta Orden se iniciaba la salida procesional con las palabras del director espiritual, el padre Jesús García Cornejo y la procesión del Lignum Crucis que se deposita en el paso de palio. 

 

Puntual, a las 19.45 horas, las puertas de San Lorenzo se abrían por última vez en esta Semana Santa para que saliese la Cruz de guía de la corporación y los primero tramos de hermanos penitentes que portaban el cirio en esta tarde soleada.

 

Rodeados de un público que se agolpaba en la acera de la calle Sagasta y Hospital de Mujeres y rodeada la plaza de la Libertad, los tramos de hermanos se fueron disponiendo en la calle con orden mientras que el interior de San Lorenzo el capataz, José Julio Reyeros, ordenaba a sus hombres que acercase el paso de palio hacia la puerta.

Un paso al que Reyeros le tiene cogida “la medida” y el “paso”, y eso se nota en cada salida procesional de María Santísima de los Dolores Coronada.

Con cuidado y mimo, el palio salía de la iglesia mientras sonaba la marcha 'Muerte de Ases', un clásico en esta salida interpretada por la banda de música Maestro Dueñas de El Puerto de Santa María, el mejor acompañamiento para esta Dolorosa de manos entrelazadas.

Sonaba la marcha 'Virgen del Valle'  engarzada con 'Tus Dolores son mis penas', cuando iniciaba la cuadrilla de la Asociación Rubio del Aceite su camino por la calle Sagasta. Elegante. Sencilla, con paso corto. Como se merece esta Virgen sobre su palio.

Dolores ya estaba en la calle. Dolores se despedía del Viernes Santo. Dolores volvía a su Dolor.

 

Versión para impresiónEnviar por correo

publicidad