Amonestado tras marcar y pedir matrimonio

El corazón de este colegiado está hecho de piedra y, quizá, así tenga que ser, pero es inevitable pensar en una injusticia al ver que le está sacando tarjeta amarilla a un futbolista que le está pidiendo matrimonio a su chica. El protagonista de esta historia es Ashton Surber, jugador del Napa Rovers, de la Isla de Guam, que anotó el 0-3 de su equipo ante el Guam Shipyard con un espectacular tijeretazo que al portero no le dio tiempo a reaccionar. 

Con la emoción del momento y con el golazo que acababa de marcar, el joven quiso celebrarlo de una manera muy especial: quitándose la camiseta de su equipo y enseñando otra con un emotivo mensaje dirigido a una persona muy especial de la grada: "¿Quieres casarte conmigo?".

El árbitro no pudo pasar por alto esa falta al reglamento y le terminó sacando la tarjeta amarilla. ¿Justificada? Sí, ¿Justa? Ya se podía haber estirado un poco...¿No crees?

publicidad