Ayuno de coche

El Ministerio de Medio Ambiente alemán recomienda seguir la invitación del partido Los Verdes, en la oposición, y de varias organizaciones medioambientales, a comenzar hoy, Miércoles de Ceniza, un ayuno automovilístico que debería durar hasta el Domingo de Pascua y que consiste en que los conductores que habitualmente van a trabajar al volante de su propio vehículo utilicen durante esta cuarentena el transporte público.

La propuesta surge en un país en el que circulan 45 millones de coches y en el que las principales ciudades, como Berlín yo Múnich, están legislando la prohibición de circular por sus centros a los coches con motores diésel a partir de 2018. «Hacer un ayuno automovilístico hasta la Semana Santa no solamente significa contaminar menos durante esas semanas, sino que podría servir además como impulso de cambio de hábito, de motivación para emplear de manera permanente el autobús, el tren o la bici, todos ellos medios de transporte respetuosos con el medio ambiente», explican desde la Oficina Federal de Medio Ambiente los beneficios de la abstinencia.

publicidad