Cae el puente del Perito Moreno

 

El estruendo cortó la madrugada del lunes, aunque nadie pudo escucharlo. El glaciar Perito Moreno, ubicado en la provincia de Santa Cruz, a 2.000 kilómetros de Buenos Aires (Argentina), rompió el tradicional puente por cuarta vez en lo que va del siglo y muchas de las personas que viajaron para presenciar el fenómeno se quedaron con las ganas. El segundo hielo eterno más grande de Argentina congrega a un millón de visitantes al año y convierte al Parque Nacional Los Glaciares en el segundo más concurrido de Argentina, detrás de las Cataratas del Iguazú.

Más de 6.000 personas se prepararon para lo que iba a ser una de las rupturas más espectaculares de la historia. Incluso muchas viajaron especialmente para la ocasión después de que el sábado se anunciara la filtración de agua que inicia el proceso de desprendimiento. Sin embargo, la naturaleza se reservó el espectáculo para sí misma y no existen imágenes del fenómeno.

Hasta el intendente del Parque Nacional, Germán Solveyra, se lo perdió. Afirmó a la agencia Télam que no podía especificar la hora en que el arco de hielo formado por el Brazo Rico y el Canal de los Témpanosse se desplomó “ya que a partir de las 22 horas (del domingo) la zona fue liberada de público”. El hombre también sostuvo que “no hubo ni una gran caída única, por lo que pudimos apreciar y según las experiencias anteriores”.

publicidad