Heineken retorna a Doñana más de 420 millones de litros de agua

Heineken España retornará al medio más de 420 millones de litros de agua que permitan compensar el agua que se utiliza finalmente para elaborar la cerveza en la planta que la cervecera tiene en Sevilla, a través del 'Proyecto Doñana', que contempla la restauración de humedales de este espacio natural.

En concreto, la compañía está trabajando en la Laguna de las Pardillas y el Barrero del Arrayán, en el término municipal de Hinojos (Huelva), además de mejorar el estado de la Laguna de San Lázaro en el pueblo vecino de Villamanrique de la Condesa (Sevilla), todas ellas dentro de la Reserva de la Biosfera de Doñana, con la colaboración de los respectivos municipios. Para ello, ha destinado una inversión directa que supera los 300.000 euros.

Las actuaciones en estas tres lagunas aportarán al acuífero un total de 331 millones de litros al año, que se reparten en 235 millones en la Laguna de San Lázaro; 78 millones en la Laguna de Las Pardillas y 18 millones en la Laguna en el Barrero del Arrayán, como ha explicado en un encuentro con los medios el director de los trabajos de Restauración de los humedales del entorno de Doñana, Iván Casero, para dar a conocer el estado de las lagunas.

A esta cantidad se le sumará la compensada con otras actuaciones en la zona para alcanzar la cifra de 420 millones de litros al año, en el marco del compromiso fijado por Heineken tras al acuerdo firmado el pasado mes de septiembre entre la compañía y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía con el fin de actuar en materia de gestión del medio natural y áreas protegidas en el Espacio Natural de Doñana, declarado Patrimonio de la Humanidad y Espacio Natural Protegido por la UNESCO desde 1982, así como área de Importancia Internacional según la Convención de los Humedales (Convención de Ramsar).

"Ha habido una gran receptividad al proyecto, y eso que implica una amplia zona geográfica", ha explicado por su parte el director de Responsabilidad Social Corporativa de Heineken España, Mauricio Domínguez-Adame, que ha hecho hincapié en las ventajas medioambientales que implica el 'Proyecto Doñana', que conlleva "una recuperación y restauración de lagunas litorales en que abarcan una superficie de unas 10 hectáreas inundables, en un entorno natural único".

Además, ha destacado que las actuaciones "redundarán positivamente en la biodiversidad de la zona, con un aumento de la diversidad de la vegetación de la zona, y un enriquecimiento de la flora y fauna local". Asimismo, el proyecto contempla "una contratación de trabajadores eminentemente local, y desde un punto de vista social amplía las posibilidades de la economía local basada en el turismo ecológico".

En este sentido, el alcalde de Hinojos (Huelva) Miguel Ángel Curiel, ha destacado "la importancia de la inversión privada en lo público" que, en este caso, dotará al municipio (que tiene la titularidad de 4.500 hectáreas en Doñana) de "un atractivo turístico además de favorecer su biodiversidad". El edil también ha adelantado que la intención es desarrollar una ruta que acabe en Pardillas por lo que la actuación también implicará un aumento de la empleabilidad en la zona.

"El reto consiste en gestionar los equilibrios de un espacio natural único", ha explicado asimismo el gerente del Espacio Natural de Doñana Juan José Chans, al tiempo que ha enfatizado en que la situación de los acuíferos en la zona se mantiene "estable" desde la década de los 70, cuando comenzaron los primeros seguimientos, en línea con las mediciones de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. "No obstante, fuera del espacio protegido la situación es peor", ha precisado.

El programa ha dotado de calidad al ecosistema y al paisaje, favoreciendo la estructura de los suelos y la repoblación de árboles y otras especies autóctonas de ribera. Además, se ha canalizado el flujo de agua para facilitar la captación de aguas fluviales y la recarga del acuífero mediante el rediseño del paisaje de las lagunas. El proyecto también incide en un mayor retorno de agua al medio, incrementando el volumen almacenado por las lagunas litorales estacionales de Doñana y, por tanto, su mayor persistencia en el tiempo.

BENEFICIOS Y ACTUACIONES

Entre otros beneficios directos de la puesta en marcha del 'Proyecto Doñana' destacan la mejora del flujo del agua para facilitar la captación de aguas fluviales y la recarga del acuífero mediante el rediseño del paisaje de las lagunas; el incremento de las especies autóctonas para evitar la erosión, mejorar la recarga de aguas y asegurar el suelo; el aumento de la biodiversidad; y la mejora en la fortaleza y calidad del suelo de las zonas cercanas y por tanto, su capacidad de infiltración y productividad.

En concreto, en la Laguna de las Pardillas (que lleva parcialmente drenada desde los años 70) se ha corregido el drenaje; se ha creado una orla lagunar al sustituir pinos piñoneros por especies de ribera y se han desarrollado actuaciones hidrológicas complementarias para aumentar la capacidad de almacenamiento de la laguna.

En el Barrero del de Arrayán (situado en una zona conocida de sendas y otras atracciones recreativas), las actuaciones incluyen el perfilado de taludes (suavizando y naturalizando las pendientes del barrero para que el aporte de las aguas de lluvia sea superior), la creación de la orla lagunar (al sustituir pinos piñoneros por especies de ribera y trasplantes de alcornoques para crear una masa mixta y mejorar la biodiversidad del parque) y la reducción de la densidad del 50% y del 30% (según la zona) del pinar de pino piñonero de las orlas del barrero del Arrayán y de las lagunas, con la plantación de alcornoques y especies arbustivas y arbóreas adaptadas, entre otras.

Ubicada en el término de Villamanrique de la Condesa, la Laguna de San Lázaro es una de las más espectaculares de Doñana debido a la gran variedad de plantas y animales que viven en ella. El Proyecto creará una orla lagunar con especies de ribera; trampas de arena en las inmediaciones para reducir la entrada de sedimentos; trasplantes de especies de ribera para crear las mejores condiciones de la orla lagunar; protegerá los márgenes de la laguna para impedir el paso de tráfico rodado; se retirarán infraestructuras obsoletas y se limpiarán las inmediaciones; además de señalizar e instalar paneles interpretativos.

Estas actuaciones se enmarcan en estrategia de Heineken 'Brindando un Mundo Mejor', que se estructura en torno a seis áreas de actuación: protección de las fuentes de agua, reducción de emisiones de CO2, compras locales y sostenibles, consumo responsable, seguridad y salud y crecimiento con las comunidades.

BALANCE HIDRICO NEUTRO

Con el objetivo final de que el balance hídrico de la compañía sea neutro (devolviendo a la naturaleza la mayor cantidad de agua posible, compensando así al medio por su uso), el programa global 'Water Balancing' de Heineken identifica una serie de regiones con alto estrés hídrico, entre las que se encuentra España, para desarrollar sus actuaciones y minimizar el impacto en el entorno más cercano.

La compañía trabaja en la disminución del consumo de agua en sus cuatro fábricas de España (Madrid, Valencia, Sevilla y Jaén), con inversiones económicas e implantando medidas para optimizar procesos. Como resultado de estas actuaciones, en los últimos ocho años, la compañía ha logrado reducir su consumo de agua en un 28,6%.

Además del 'Proyecto Doñana', Heineken España trabaja en el 'Proyecto Olivo', que tiene como objetivo ahorrar cerca de 700 millones de litros de agua al año por lo que busca mejorar la infiltración de agua de lluvia en el suelo al sembrar cebada entre los olivos.

publicidad