La actitud de un jefe

Cuando vas de jefe por la vida no hay descanso. No hay excusas. No puedes fallar. Ni siquiera cuando te caes por las escaleras. Un jefe se levanta de cualquier situación y lo hace así, como muestra el vídeo

publicidad