Los pandas antiguos no comían únicamente bambú

Los pandas gigantes actuales solo viven en el sotobosque de determinadas montañas en el suroeste de China, donde subsisten a base exclusivamente de bambú. Apoyándose en su dieta de bambú resistente y fibroso, tienen características distintivas de dientes, cráneo y músculos, junto con un pseudo pulgar especial, lo mejor para agarrar y sostener tallos de bambú, hojas y brotes. Pero de acuerdo con la nueva evidencia de la que se informa este jueves en 'Current Biology', las especies antiguas y extintas de panda probablemente tenían una dieta más variada y compleja.

 

"Se ha aceptado ampliamente que los pandas gigantes se han alimentado exclusivamente de bambú durante los últimos dos millones de años", afirma Fuwen Wei, de la Academia China de Ciencias. Pero, los resultados de estos investigadores mostraron lo contrario.

Es imposible saber exactamente qué comieron los animales extintos, pero los científicos pueden obtener pistas al analizar la composición de los isótopos estables (diferentes formas del mismo elemento que contienen cantidades iguales de protones, pero distintos números de neutrones) en los dientes, el cabello y los huesos de los animales, incluidos los restos fósiles. En el nuevo trabajo, los autores analizaron por primera vez el colágeno óseo de los pandas modernos (década de 1970 a década de 2000) y otros mamíferos de las mismas montañas.

La composición isotópica estable de carbono y nitrógeno del panda moderno y otras muestras de hueso de mamíferos modernos indicaba tres grupos obvios: carnívoros, herbívoros y pandas gigantes. Los pandas gigantes eran claramente únicos, debido a su hábito de comer bambú. Entonces, el equipo de Wei midió los isótopos de colágeno óseo de 12 pandas antiguos recolectados en siete sitios arqueológicos en el sur y suroeste de China y los comparó con los patrones que observaron en los pandas gigantes modernos.

UN NICHO TRES VECES MÁS AMPLIO QUE EL ACTUAL

La comparación de datos mostró que los pandas antiguos y modernos son isotópicamente distintos entre sí, lo que sugiere diferencias en sus hábitos alimenticios. También hubo más variación entre las antiguas especies de panda, lo que sugiere que el nicho que ocupaban era aproximadamente tres veces más amplio que el de los pandas modernos. Es decir, los pandas antiguos probablemente tenían una dieta variada, similar a la de otras especies de mamíferos que vivían a su lado. Eran, escriben los investigadores, "probablemente no comedores exclusivos de bambú".

Los investigadores sugieren que los hábitos alimenticios de los pandas han evolucionado en dos fases. Primero, los pandas pasaron de ser comedores de carne u omnívoros a convertirse en devoradores de plantas; especializándose después sólo en el bambú. Los científicos quieren saber ahora cuándo los pandas cambiaron exactamente a la dieta especializada que tienen hoy, para lo cual planean recolectar y estudiar más muestras de pandas de diferentes épocas históricas en los últimos 5.000 años.

publicidad