Una montaña rusa a pedales

La mayoría de montaña rusas buscan despertar la adrenalina del viajero con alturas de vértigo, cambios de rasante, giros inesperados y velocidad. Skycycle, situada en el parque Washuzan Highland, en Okayama, Japón, destaca por despertar esa adrenalina con todo lo contrario, con un "tranquilo" paseo a pedales, a cuatro pisos de altura y sin más protección adicional que un cinturón de seguridad.

La atracción tiene apariencia de montaña rusa común y corriente pero la diferencia está en que los usuarios deberán subirse a un oxidado carro compuesto por dos bicicletas y pedalear a su ritmo a lo largo de todo el recorrido.

Quizás suene aburrido, pero en realidad puede convertirse en un viaje aterrador a tanta altura del suelo, con la única sujeción de seguridad que un cinturón, sin guardarraíles, y sin un rail adicional para utilizar en caso de avería.

Eso sí, en caso de ser inmune a este tipo de emociones tortuosas, y buscando siempre el lado positivo de las cosas, los pasajeros del Skycycle podrán disfrutar de la frondosa vegetación de Okayama desde un punto de vista privilegiado.

La joya del parque de atracciones Washuzan Highland es una prueba de que las montañas rusas pueden ser aún más aterradoras a bajas velocidades.

publicidad