Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

La plaza de toros de la Hoyanca

Un 22 de agosto de 1912 fue la primera vez que se dieron cita para verse las caras en el ruedo gaditano Joselito y Juan Belmonte
Manolo Sánchez
20/07/2018
Cádiz

La ciudad de Cádiz tuvo a lo largo de su historia hasta 17 plazas de toros. Desde las más improvisadas creadas por tablones que acotaban una plaza pública de la ciudad, hasta las monumentales y enormes plazas de los últimos tiempos.

Hoy hablaremos de la plaza de la Hoyanca, situada en el Campo del Sur, en lo que hoy se conoce como el Paseo del Vendaval, pegada a la Cárcel Vieja.

Esta plaza era incluso más grande que  la que estuvo situada en la plaza de Asdrúbal. Eran 11.546 asientos los de la plaza de la Hoyanca. Una plaza hecha de madera en la que fallecieron dos toreros, un picador y el torero llamado Jaime Ballesteros Herrerín. Fue en este coso donde comenzó una de las rivalidades más beneficiosas para el arte taurino. Un 22 de agosto de 1912 fue la primera vez que se dieron cita para verse las caras en el ruedo gaditano Joselito y Juan Belmonte. Algo que se repitió hasta en 257 ocasiones en plazas de España. Allí fue también donde Joselito se encerró por primera vez en solitario. Hubo que protegerlo a la salida ante la admiración de los aficionados.

La plaza de toros de la Hoyanca también sufrió su cogida mortal y fue derribada por orden de su propietario Constantino Paredes. Pero al derribarse salió una cantidad inusual de madera que fue a parar a un destino más fúnebre si cabe.

Se la vendieron a un funerario para que fabricase ataúdes, por lo que medio Cádiz terminó sus días descansando sobre los olés y los vítores que dejaron los aficionados a las mejores faenas que se dieron en Cádiz.

Cádiz, arte y pureza hasta la sepultura.

Otros artículos

publicidad