Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

Los leales a Pizarro en Cádiz

Un escocés llamado John Downie equipó por su cuenta un cuerpo de caballería para luchar en la Guerra de la Independencia al estilo de los conquistadores españoles y desfiló en 1811 en la ciudad de tal guisa para el jolgorio de toda la población
Manolo Sánchez
7/09/2018
Cádiz

En la guerra de la Independencia contra el francés, las tropas españolas tuvieron muchos problemas de uniformidad, es decir, no tenían vestimentas adecuadas ni sufragadas por el estado para combatir por la patria. Así pues, hubo que recurrir a numerosos “mecenas” que pagaron de su bolsillo los pertrechos de la tropas.

Uno de estos fue el escocés John Downie, un enamorado de nuestra tierra que llegó a España para participar en la guerra. El tal Downie equipó por su cuenta un cuerpo de caballería llamado “Los leales de Pizarro”. Downie era un enamorado del conquistador español y de la grandeza que tuvo la nación en los primeros años del descubrimiento. Y así los vistió. A la manera en que se vestían 250 años atrás.

Al estilo de los conquistadores españoles, vestían con jubones típicos del siglo XVI, calzones ajustados, sombreros con plumas, espadas largas o estoques…

En el año 1811 esta tropa intervino en una parada militar y entró en Cádiz de tal guisa. El cachondeo fue generalizado. Es como si hoy fuéramos a la guerra vestidos como Alatriste. O más bien, como si de la cabalgata del humor se tratase. Fue un capricho caro que después hubo que cambiar por uniformes más propios de la época.

Mientras formaba y armaba a los españoles, don Jacinto de Orellana y Pizarro, Marqués de la Conquista, le invitó a visitarlo en Trujillo, en donde le hizo entrega de la espada original de su antepasado, Francisco Pizarro, diciéndole:

“No estoy en edad de luchar. Sírvase usted de este arma para proporcionar a España nuevos laureles en la guerra más injusta y villana que contra pueblo ninguno se intentó”

publicidad