Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

Trotsky, un revolucionario ruso en Cádiz

Uno de los hombres que marcaron la historia contemporánea, residió durante un tiempo en la capital gaditana poco antes de convertirse en uno de los líderes de la Revolución Rusa
Manolo Sánchez
4/02/2016
Cádiz

Poco antes de comenzar la Revolución Rusa, Trotsky, uno de los grandes ideólogos de esa revolución, se ve en la propia Rusia obligado a marchar. Primero es desterrado a Siberia y desde allí inicia un periplo que lo va a llevar a recorrer casi toda Europa. En cada país que pedía asilo, Trotsky veía al tiempo como la paz que encontraba se turbaba y tenía que volver a coger la maleta hacia otro destino. En Alemania fue expulsado por “afrancesado” y en Francia por germanófilo y favorable a la Revolución Rusa. Y se ve abocado a coger un tren que lo llevará hasta España. Su primer contacto fue en Madrid, donde la cárcel Modelo dará buena cuenta de sus andanzas en la capital y de sus impresiones sobre nuestro país. Le llamaba la atención como “los curas fumaban abiertamente en la calle” y la cantidad de limpiabotas que buscaban la vida en la Puerta del Sol.

Pero al tiempo, Trotsky coge un tren hasta Cádiz donde buscaría su paso al otro lado del océano. Cádiz le sonaba en sus oídos como “algo exótico” y desde que llegó a la ciudad, el tiempo que residió en ella se convirtió en un oasis de tranquilidad y paz. Residió en el Hotel Roma como un ciudadano más en total libertad, aunque estuviese permanentemente vigilado. De su estancia dejó pinceladas al más puro estilo carnavalero. “En una garita del Parque de Cádiz. Cae la tarde. Brisa suave. Las palmeras están nerviosas. Casas blancas y salientes dentados”. Sus paseos por la Alameda se alargaban hasta el anochecer. “Se hace de noche. Castillete con barandillas de hierro, como puente de capitán en el océano, hierve la espuma en la oscuridad(…). Resbala sobre las aguas la luz del faro”.

Fue un gaditano más durante su exilio en la ciudad y recibió el cariño de los gaditanos. De la prensa escrita subrayó la ausencia de noticias sobre la Gran Guerra Europea en el único periódico existente y que aparecía con censura eclesiástica. La Biblioteca Provincial de Cádiz aún conserva las peticiones de lectura que hacía.

Dice la rumorología histórica que Trotsky salió de Cádiz debido a la influencia del Marqués de Comillas. Éste va a ver en Trotsky la simiente para una posible revolución en España a partir de unas ideas consideradas “muy avanzadas” para nuestro país. Algunos afirman que el Marques, a través de un intermediario, le ofrece a Trotsky la posibilidad de salir del país y Trotsky pide 5.000 pesetas y un pasaje a Méjico. Su salida es facilitada por el Marqués que eliminó un problema para el gobierno español de la época. Hay quién va mas allá y dice que el Marqués de Comillas no cesó en su empeño de hacerlo desaparecer y siguió sus pasos hasta Méjico, donde fue asesinado como se sabe por el comunista español Ramón Mercader.

publicidad