La Semana Santa gaditana pudo lucirse a pesar del mal tiempo

Una decena de cofradías se vieron afectadas debido a la metereología. Sólo dos imágenes no procesionaron en este 2018, Dolores de Servitas, el Viernes de Dolores y Ecce Mater Tua, ya en la madrugada del Sábado Santo
Carmen Mas
2/04/2018
Semana Santa

El mal tiempo volvió a marcar la Semana Santa de Cádiz, aunque en esta ocasión de forma leve. Sólo dos imágenes no procesionaron, Dolores de Servitas, el viernes de Dolores y Ecce Mater Tua, ya en la madrugada del Sábado Santo. Aunque son dos cofradías las que tuvieron que finalizar su estación de penitencia en la Catedral, El Perdón en la Madrugada y Expiración en la noche del Viernes Santo; y una tercera que alteró su itinerario para recogerse antes, Buena Muerte, también el Viernes Santo.

El resto de hermandades si pudieron completar su estación, con el matiz del retraso de una hora en la salida de cinco cofradías del Domingo Ramos.

Pero el balance de esta recién concluida Semana Santa gira en torno a la iniciativa del Consejo, apoyada por la inmensa mayoría de hermandades, de habilitar de forma experimental una nueva carrera oficial. En el plano positivo esta novedad ha dado nuevos itinerarios por donde han brillado las cofradías, como por ejemplo la calle Cristóbal Colón en sentido a Nueva, como volvió a verse con la urna del Cristo yacente entre los rayos de sol pasando por delante de la Casa de las Cadenas, y sobre todo ha confirmado que, en horarios más tempranos, el público responde mejor.

En el lado negativo hay que reseñar, entre otras cosas, los excesivos cruces de cofradías en la plaza de San Juan de Dios.

A la espera de lo que las cofradías decidan en los próximos meses, no parece que la carrera oficial de este año sea la que vaya a establecerse como definitiva.

En paralelo, al cambio de carrera oficial vuelve a ponerse de manifiesto la actual configuración de la Semana Santa y la necesidad, o no, de que se afronte la posibilidad de cambios de día en algunas de las jornadas.

publicidad