La Conferencia Episcopal recomienda suprimir las procesiones de Semana Santa

Aconsejan seguir la celebración de la eucaristía a través de los medios de comunicación. También se suspenden las charlas, encuentros formativos, actos de devoción, conciertos, conferencias o eventos de carácter similar en templos y dependencias diocesanas
OCádizDigital
14/03/2020
Coronavirus

La Conferencia Episcopal ha recomendado en un comunicado que se deben suspender las catequesis presenciales. Es importante animar a continuar la catequesis en familia para lo cual las parroquias, dice, han de ofrecer orientaciones y recursos.

También se suspenden las charlas, encuentros formativos, actos de devoción, conciertos, conferencias o eventos de carácter similar en templos y dependencias diocesanas. El órgano de los obispos españoles recomienda, mientras dure esta situación, seguir la celebración de la Eucaristía en familia por los medios de comunicación.

Indican, siguiendo las recomendaciones del protocolo del Gobierno, que debido a su vulnerabilidad, es aconsejable que las personas con enfermedades crónicas, ancianas, debilitadas o con riesgo potencial, y quienes conviven con ellas, se abstengan de acudir a la celebración de la Eucaristía. "A todos se nos está recomendando salir de casa lo menos posible". 

RECOMIENDAN FUNERALES Y EXEQUIAS CON LA MÍNIMA ASISTENCIA

Las celebraciones habituales de la Eucaristía, señala, pueden mantenerse con la sola presencia del sacerdote y un posible pequeño grupo convocado por el celebrante. En caso de celebraciones abiertas al pueblo recomienda evitar la concentración de personas. Durante este tiempo cada Obispo puede dispensar del precepto dominical a quienes no participen presencialmente en la Eucaristía por estos motivos.

Con respecto a la celebración de funerales y exequias, aconsejan que participen únicamente los familiares y personas más allegadas manteniendo las mismas prevenciones que en los apartados anteriores. Igualmente añaden que se pospongan en la medida de lo posible las demás celebraciones.

De manera extraordinaria, se recomienda recibir la comunión en la mano. Los celebrantes y quienes distribuyen la comunión y preparan los objetos litúrgicos deben extremar el cuidado en la desinfección de las manos. Debe de omitirse el rito de la paz o expresarse en un gesto que evite el contacto físico.

El sacramento del perdón podría celebrarse en espacios o ámbitos que aseguren la intimidad y la distancia de seguridad recomendada por las autoridades sanitarias. 


publicidad