Sevilla suspende la Semana Santa

Este anuncio oficial y las orientaciones de la Conferencia Episcopal precipitará las actuaciones en el resto de la comunidad andaluza
Europa Press
14/03/2020
Coronavirus

El Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, el Arzobispado de Sevilla y el Ayuntamiento de la ciudad, siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias, han suspendido las procesiones de Semana Santa en prevención al contagio del coronavirus, una decisión "tan dolorosa como justificada".

En un comunicado, el Ayuntamiento señala que el alcalde, Juan Espadas; el arzobispo, Juan José Asenjo; y el presidente del consejo, Francisco Vélez, han mantenido esta mañana una reunión en la que han acordado esta medida, tras analizar la declaración del Estado de Alarma en toda España los próximos 15 días, así como las medidas tomadas por las administraciones para hacer frente a la evolución de los casos de coronavirus y frenar en la medida de lo posible su avance.

"En coherencia con la información que facilita la autoridad sanitaria, que ha ido gradualmente agravándose, para la toma de medidas limitativas de la concentración de personas en espacios públicos o de los desplazamientos, consideramos que hay motivos de salud pública suficientemente justificados para
suspender los desfiles procesionales en la vía pública", subraya el Ayuntamiento, que añade que es su obligación y la de todos los ciudadanos cooperar en la consecución de los objetivos que se
plantea nuestro país en esta cuestión en la actual coyuntura.

El Consistorio ahonda en que esta decisión representa "el sentir de la autoridad religiosa" que, a través de la Conferencia Episcopal, manifestaba este viernes su voluntad de suprimir procesiones para contener la propagación del coronavirus, evitar concentración de personas y tomar las medidas necesarias. Asimismo, en los últimos días y en consonancia con el crecimiento de los casos de afectados en toda España y el llamamiento de las autoridades a la disciplina social más estricta para conseguir frenar esta evolución, "constatamos el consenso social y la práctica unanimidad de convencimiento y compresión de la sociedad sevillana ante la necesidad de tomar una medida tan dolorosa como justificada".

El Ayuntamiento manifiesta su pesar por las consecuencias de carácter religioso, emocional y económico que para muchas personas tiene esta situación, pero afirma entender que es la salud pública y el interés general lo que está en juego. "Tomamos por tanto la decisión de forma colegiada y corresponsable", subraya.

El Consistorio aprovecha para concienciar a la población sobre la importancia de limitar al máximo los desplazamientos, recomendar que las personas permanezcan en sus domicilios el mayor tiempo posible, pues a la "práctica paralización" de la actividad las próximas dos semanas se suma la posibilidad de tener que prorrogar esta situación por más tiempo, así como la evidencia de que volver a recuperar la normalidad "deberá llevar su tiempo.


publicidad