La Torre Olímpica
Antonio Díaz

La cantera, David Vidal y Fernando Niño

El entrenador gallego, hizo una dura crítica en Medina a los rectores de la entidad amarilla y lleva toda la razón
Antonio Díaz
30/03/2015
Cádiz C.F.

Es duro ver al Cádiz que va primero en su grupo con muchas posibilidades de ascender, por fin, a Segunda A y miran la clasificación del grupo décimo de Tercera y ver al Cádiz B como colista. Eso fue criticado por David Vidal en Medina, en esa fiesta de las peñas. El técnico lleva toda la razón, menos en una, el Cádiz debe ascender y el filial nunca debe descender. Ahí te equivoca amigo David.
Lo del Cádiz B es lamentable, o tal vez una chulería de alguien que le duele poco los colores amarillo. Si el Cádiz B se va a la Andaluza arrastra del Balón que si fuera independiente podría pelear por ascender a Tercera, pero estos dirigentes que ha tenido el Cádiz hasta hace muy poquito eran unos ineptos. Y siguen siéndolos porque aún está ahí ,venga quien venga, ellos siguen figurando.
Lo de mantener a Fernando Niño, aunque algunos sigan defendiendo lo que no tiene defensa, es un capricho que le está haciendo mucho daño al Cádiz, a la entidad y, por supuesto al filial que de la mano del ex xerecista nos vamos a regional. El presidente piensa que si se desciende no pasa nada y algunos pelotas de la prensa, o que ejercen como tal, le siguen el juego. De verdad que es difícil entender esto.

DE 39 PUNTOS SÓLO HA SUMADO TRES Y SIGUE AHÍ

En cualquier club del mundo, un entrenador que de los últimos 39 puntos sólo ha sumado tres no estaría ahí, menos en el Cádiz. El tal Fernando Niño ha batido ese récord y el premio es que continúa dirigiendo a un equipo que va a la deriva.
Y esto conlleva que el Balón se iría a la Preferente, cuando está peleando de la mano de Moisés Arteaga por los puestos de arriba y con posibilidades de ascender, pero al ser dependiente del Cádiz no ascendería. Fernando Niño no debe seguir en el club ni un minuto más y con él se deben marchar los que lo han traído.
 


Otros artículos

publicidad