La Torre Olímpica
Antonio Díaz

Se pasó la eliminatoria en La Línea, y el regalo es el Villarreal

El equipo castellonense era el rival que nadie deseaba. Todos soñaban con Real Madrid o Barcelona
Antonio Díaz
19/10/2014
Cádiz C.F.
Marcelino García Toral

El fútbol tiene estas cosas. El Cádiz, o Vizcaíno, calificaba el partido de La Línea como el más importante en la historia del Cádiz. Pienso que él considera la historia del Cádiz desde que él aterrizó en la Tacita de Plata ya que anteriormente hubo muchos partidos importantes en estos cerca de cien años de historia del cuadro cadista.

Se consiguió superar a la Balona y todos soñaban con ver en el Carranza al Real Madrid o Barcelona, en la próxima eliminatoria, o como más menor al Atlético de Madrid incluso al Sevilla por eso de la rivalidad, pero al final nos han regalado al Villarreal, un equipo antipático y que se adueñó de los de “El Submarino Amarillo” propiedad del Cádiz y encima en el banquillo tienen al “simpático” de Marcelino García Toral. Mala suerte la del Cádiz. Lo único que nos haría cambiar sería dar la sorpresa y eliminándolo. Soñar también vale.

ESTE DOMINGO, EL CACEREÑO

Dejando la Copa a un lado hay que pensar en el próximo rival en Liga que no es otro que el Cacereño que la pasada campaña se llevara los tres puntos de Carranza. Tras lo de Melilla al cuadro del Calderón sólo le queda ganar. Sumar los tres puntos para no perder de vista a los de arriba y, lo que es más importante, que se siga confiando en Antonio Calderón y que los buitres se vayan marchando de Carranza.


Otros artículos

publicidad