Arranca una ronda de encuentros con vecinos, comerciantes y hosteleros sobre la regulación del Paseo tras su semipeatonalización

El objetivo del Gobierno local es abordar "manzana por manzana" los cambios planificados con la antelación suficiente
OCádizDigital
11/12/2018
Cádiz
0|p0Is3qGvh-4

El Equipo de Gobierno inicia este martes una ronda de reuniones de trabajo con vecinos, comerciantes y hosteleros del Paseo Marítimo para informarles de cuál es la propuesta de regulación de la zona cuando sea declarada semipeatonal de acceso restringido.

El edil de Movilidad Urbana, Martín Vila, ha explicado que la propuesta "no es fruto de la improvisación, sino de la planificación, y queremos abordarlo con los vecinos y vecinas con la antelación suficiente". Según ha detallado, en la propuesta de regulación del Paseo Marítimo se viene trabajando desde las delegaciones de Movilidad, Seguridad Ciudadana, Urbanismo y desde la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Movilidad.

Los encuentros tendrán lugar "manzana por manzana", comenzando este martes con los vecinos, comerciantes y hosteleros de la zona comprendida entre Paseo Marítimo 4 y la calle Herrera Quevedo, continuándose mañana con los comprendidos entre las calles Villa de Paradas y Sirenas. La idea es continuar con estas reuniones de trabajo en las próximas semanas para "ir avanzando y que, con la antelación suficiente, tengan toda la información necesaria sobre cómo solicitar la tarjeta de autorizado o los permisos que correspondan".

Martín Vila ha explicado que lo que viene a plantear la propuesta de regulación del Paseo Marítimo es que la zona sea declarada "semipeatonal de acceso restringido, bajo el criterio de que se permita el acceso al tráfico de necesidad". De esta manera, "calmamos el tráfico y recuperamos el entorno para el uso peatonal, lo cual tendrá un retorno no sólo en los bares y establecimientos comerciales que verán cómo mejora notablemente su volumen de negocio gracias a la mayor densidad de peatones y de la calidad estancial, sino que también supondrá una mejora notable en cuanto a la reducción de emisiones de C02 y de la contaminación acústica".

Bajo ese planteamiento, el criterio para autorizar o no el acceso de tráfico a la zona será "en función de la necesidad". En este sentido, el concejal ha indicado que, a nivel general, se entenderá tráfico de necesidad el de los vehículos de emergencia, el de los vehículos de seguridad, para la carga y descarga en los horarios establecidos, el tráfico de personas con movilidad reducida acreditada, así como el de acceso a los garajes situados en el Paseo Marítimo con entrada o salida por el propio Paseo y otras situaciones similares. Vila ha comentado que se establecerá una serie de criterios generales, pero "siempre atendiendo a que habrá situaciones excepcionales en las que habrá que autorizar".

Finalmente, el concejal de Movilidad Urbana ha enfatizado con esta propuesta de regulación del Paseo Marítimo se conseguirá que sea "un espacio con mejores calidades y mejores oportunidades en lo económico", pues con ello "anteponemos el tráfico de necesidad al de agitación, que sólo genera ruido, contaminación, inseguridad a los peatones y no genera ningún retorno en ese ámbito".

publicidad