Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

Caldillo de perros

Se trata de una comida que tomaban los judíos presos en El Puerto de Santa María, antes de ser expulsados
Manolo Sánchez
5/10/2018
Cádiz

Receta que nace en El Puerto de Santa María, que se olvida y vuelve a nacer en El Puerto. En el Puerto de Santa María, a raíz de la orden de expulsión de los judíos de España ordenada por los Reyes Católicos en 1492, va aumentando la población en El Puerto hasta el punto que los judíos conversos llegan a ser casi un tercio de la población. Junto a ellos estaban los judíos que no querían convertirse. Era un lugar privilegiado por ser puerto. La abundancia de transacciones comerciales favorecían los intereses de los judíos, que permitían rehacer sus vidas fácilmente, y a la vez salir huyendo en caso de peligro.

Una vez que se expulsan de manera indigna y se encomiendan las expediciones a Pedro Cabrón, parece ser que se inventa este plato para alimentarlos en la estancia carcelaria y viaje hasta su expulsión.

El plato en sí es una sopa mendicante. Un “aguachirle” hecho con pescado o besugo (según una receta medieval) y se le añadía naranja amarga. A la hora de repartirla se le añadía más agua y con suerte pan.

Se le añade al caldo “ de perros” como insulto, ya que cuando un judío cometía un delito penado con la muerte se le ahorcaba al lado de un perro, denigrando su condición hasta los límites mas deshonrosos.

Hoy día se recupera y se reivindica como cocina autóctona.

Otros artículos

publicidad