Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

Columela no sólo fue un escritor

También fue un visionario, que entendió el principal problema de Roma y dio las claves para solucionarlo con una perspectiva revolucionaria y adelantada a su tiempo. Y era gaditano
Manuel Sánchez
9/03/2018
Cádiz

Nació en Gades en el año 4 d.C. en un momento de plena expansión de la ciudad, a rebufo del poder de los Balbo. De familia acomodada, realiza el cursus honorum con brillantez, llegando a ser tribuno en la Legio VI Ferrata destinada en Siria y el Ponto.

Pero desde su infancia, Columela fue instruido en el amor por la naturaleza y la agricultura y ganadería. De hecho, su familia poseía tierras en lo que hoy sería Jerez y en la Península Itálica, que Columela heredaría mas tarde. Este amor propició que en sus numerosos viajes por el imperio, Columela fuese recopilando todos los datos y prácticas que veía hasta llegar a Cartago, donde se interesó por los manuscritos de Magon.

Pero al terminar su servicio militar se asienta en Roma, donde se casa con una noble romana llamada Placida Casia. Este hecho y la herencia de las tierras de la familia ayudan a Columela a poner en práctica todas las habilidades aprendidas, para después recopilarlas en varias obras: De arboribus y De res rusticae.

En ellas, entiende algo muy importante y determinante para el Imperio romano. La gran fuente de riqueza de Roma no venía de la producción, sino de la explotación de los pueblos. El punto débil del imperio era el grano. Sin grano, Roma sufría y entendió que para la supervivencia del Imperio, Roma debía producir y crear riqueza. El dueño del terreno tenía el deber de cultivar la tierra y tener un trato clemente hacia los esclavos. Era una manera de dignificar la agricultura para sacarle el máximo provecho.

Así, abarca desde los trabajos más básicos del campo hasta los más complejos, la ganadería, la apicultura, la veterinaria, la elaboración de productos y conservas, la invocación y los sacrificios pertinentes para el buen desarrollo del campo, el tratamiento de las tierras, el calendario, incluso hasta el papel de la mujer como colaboradora y parte activa.

Fue el introductor del olmo "romano" en la Península Ibérica al conocer que era un magnífico protector de plagas y enfermedades de las viñas. Y lo aplicó en Jerez.

Amigo íntimo de Séneca, conoció de primera mano a Tiberio, Caligula, Claudio, Nerón y su apodo Columela, proveniente de su familia, significaba "pequeña columna", por lo que se entiende que algún antecesor suyo construyó o tuvo algún episodio reseñable con dicho elemento arquitectónico.

En Zona Historia, de Onda Cádiz Radio, más información de Columela en el siguiente enlace:https://www.ivoox.com/zh-2x19-columela-audios-mp3_rf_24263366_1.html

Otros artículos

publicidad